Tercera entrega que comienzo sobre fotografía a través de ejemplos confiando no volverme muy repetitivo con el tema. En esa ocasión cambiamos a una fotografía de montaña, en concreto, a una fotografía tomada en el Parque Natural de Aigüestortes – Sant Maurici. Un precioso parque natural del que creo que solamente conozco una décima parte y que desde luego será uno de los sitios a donde más iré en esta época que estoy viviendo en Barcelona.

Color en Aigüestortes

Color en Aigüestortes. © David García Pérez 2011.

La foto está tomada en la puesta de sol, bastante cerca del refugio de Amitges. Para llegar hasta allí hay dos opciones; O pillamos un taxi todoterreno en Espot, que no son nada baratos, el cual nos sube desde este pueblo hasta el refugio, o usamos la opción de dejar nuestro coche en el parking del parque natural, que se encuentra a unos 3 km de Espot (
GPS: 42.584583, 1.047708), y a partir de ahí por un sendero muy bien señalizado comenzamos a subir, primero hasta el Estany de Sant Maurici y después hasta el refugio. Tener en cuenta que se parte desde una altura de 1.700 metros y llegamos a una altura de 2390 metros en un recorrido de 7 km.

Otro punto a tener en cuenta, es que yo hice esto en pleno mes de Junio, no había nieve en el camino. En otras épocas del año el camino estará completamente nevado y habrá que subir con esquís o raquetas. Yo de alta montaña soy el menos esperto de todos, así que os recomiendo que os informéis bastante bien sobre las posibilidades de subir hasta el refugio en otras épocas del año.

Otra de las ventajas de haber ido en Junio, es que puedes tomarte la cena en el refugio sin que esta coincida con la puesta de sol. Curiosamente allí me encontré con un grupo de 3 fotógrafos de FotoNatura. Dando lugar a las típicas charlas de equipo, mirar el reloj, y vigilar unas nubes que empezaban a bajar por la montaña y que ponían en peligro de tapar el sol en el momento más inoportuno.

Esto de las nubes siempre es como una pelea, quieres tener nubes para que la puesta de sol no sea sosa, con un cielo azul y una franja roja únicamente, pero al mismo tiempo no quieres que estas nubes te tapen el sol en el momento de más color.

Empezando mi carrera como fotógrafo de naturaleza en Galicia da a lugar a que te conviertas en un experto fotografiando mar, y el problema es que cuando llegas a la alta montaña te das cuenta que te faltan referencias. Con un poco de práctica en fotografía de mar es muy fácil hacer que las fotos no salgan inclinadas, tienes una linea de horizonte claramente marcada, y si te sale algo mal, siempre es muy fácil utilizar dicha línea en un programa como Lightroom para corregir la imagen a posteriori. En montaña es muy fácil cometer errores, no hay línea de horizonte marcada, y aunque pienses que muchas veces tienes bien hecho el encuadre, al llegar a casa ves las fotos raras, te das cuenta que la foto debe estar inclinada, pero aun así, o es difícil corregirlo o si sabes como corregirlo cortas demasiado y te estropea el encuadre que tanto tiempo te llevo realizar. Así que al final he decidido comprar un nivel para poner en la zapata de mi flash.

Hay que tener cuidado con las ofertas de estos dispositivos chinos por ebay, he pillado varios y todos me ha dado la impresión de que no estaban bien fabricados, vamos, que la burbuja no esta bien nivelada con la base del mismo. El problema es que si nos vamos a marcas estos se convierten en ridículamente caros. Al final opté por uno de Hama que encontré a buen precio en Amazon. Ahora ya estoy pensando en pillar alguno extra más, este cacharro es lo más fácil de perder que existe.

Bien, que esta entrada se llama la toma y todavía no he ni tocado el tema. Yo estaba tomando más o menos fotos hacia los Encantats, como podéis observar en este ejemplo, hasta que a mí derecha vi que el cielo tenía unos colores preciosos. El problema es que no estaba muy bien situado para pillar algo de montaña debajo del cielo que diese contraste al mismo. Monté mi lente Canon 17-40L. Encuadré intentando hacer que la parte que se veía de las montañas fuese lo más interesante posible y procedí a enfocar la lente de forma manual.

Una vez la lente estaba encuadrada, monté mi porta filtros Lee sobre ella, enganché mi polarizador Heliopan al mismo para dar más contraste al cielo, y como el cielo estaba muy iluminado con respecto a las montañas, puse adicionalmente un filtro Lee ND graduado de 3 pasos con borde suave. El resultado de todo esto es la foto que veis a continuación, como siempre, derecheando el histograma.

Foto inicial de Color en Aigüestortes

Imagen nada más salir de la cámara. © David García Pérez 2011.

En los siguientes artículos explico el resto de pasos que hice para llegar a la foto que se puede ver al principio de esta entrada. De todas formas, esta foto pocas modificaciones requiere en Lightroom para llegar al resultado final.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR