Cuando había publicado mí pequeña guía de como cortar y pegar una foto al paspartú no me había gustado mucho como me había quedado el paso de fijar la foto. No tenía muy claro que fuese fácil separar la foto del paspartú en caso de que fuese necesario reenmarcarla o simplemente recuperar la lámina impresa. Después de leer en foros y mirar vídeo tutoriales, me decidí por comprar Filmoplast P90.

Filmoplast P90

Cinta adhesiva Filmoplast P90.

Filmoplast P90 realmente es un producto diseñado para la encuadernación de libros. Está especialmente pensado para reparación de libros dañados y que la cinta y adhesivo no amarilleen a lo largo del tiempo, incluso más importante, que no amarilleen el libro de paso. Curiosamente estas propiedades la hacen ideal para el montaje de fotos en paspartú, haciendo que sea mejor que la cinta adhesiva que escogí anteriormente para montar las fotografías impresas.

El principal problema de mi solución de montaje anterior es que, en caso de golpe, la foto está pegada, aunque en una pequeña parte, a la lámina de atrás, haciendo que el golpe sea más fácil que dañe la imagen. La idea ahora es que en caso de golpe, el punto más débil sea el que una a la imagen al paspartú y rompa por ahí, haciendo que la lámina impresa se mueva libremente y corra menos riesgo de deformarse.

Los pasos de montaje son los mismos que en el proceso anterior, la única diferencia es que al momento de fijar la foto a la lámina trasera del paspartú, primero pegamos un trozo de adhesivo por detrás de la foto (este no es un adhesivo a doble cara, con lo cual este paso todavía no pegará la foto al paspartú).

Empezando a montar la unión en bisagra en forma de T

Parte que va adherida a la imagen de la unión en bisagra en forma de “T”.

Después de hacer esto, pegamos otro trozo de cinta adhesiva por encima del sobrante del que se pegó a la lámina, de esta forma creamos lo que se llama una unión de bisagra en forma de “T”.

Bisagra en forma de T

Unión en bisagra en forma de “T” finalizada.

La imagen quedará fija de esta forma a la lámina de atrás, pero sin estar pegada a ella. En caso de que queramos cambiar el paspartú de la foto, simplemente tenemos que cortar por el borde de la bisagra sin dañar a la lámina para nada. Al mismo tiempo, este borde será la parte más débil de la unión y el que romperá en caso de golpe.

En el caso del ejemplo que se muestra aquí fue una foto tamaño A2. Para ello creé tres bisagras de estas, todas por el borde de la imagen que quede más alto a la hora de enmarcarla. Es importante pegar solamente por un lado y no en muchas zonas. Esto dejará que el papel se expanda o contraiga con la temperatura sin ondularse (el paspartú se expandirá o contraerá de forma distinta con la temperatura dando lugar a tensiones que harán que el papel de la foto se curve si la pegamos por demasiados lados).

Esta solución la estoy empezando a utilizar en mis últimos montajes. Ya os contaré si me da problemas en el futuro, aunque por el momento estoy contento con el resultado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR