Llegamos al final de la narración de nuestro pequeño viaje a las tierras patagónicas. Después de nuestro periplo chileno, sobretodo centrado en el parque natural de Torres del Paine, llegaba la hora de cambiar de país, nos dirigíamos a Argentina, era el momento de visitar el conjunto de montañas más famosos después de las Torres y Cuernos del Paine, íbamos camino al Fitz Roy.

El viaje desde Chile hasta allí tuvo sus complicaciones, después de un periplo entre la frontera chilena y argentina que casi hacen que nos quedemos sin poder cruzar al otro lado, conseguimos pasar. Eso sí, con un nivel preocupante de combustible en el deposito (llegamos bien entrados en la reserva a la gasolinera más cercana, y sin ningún otro punto donde comprar combustible a más de 100 km de distancia). Recuerdo que no hablábamos mucho en el coche en esos momentos.

Chorrillo del Salto

Chorrillo del Salto [Canon 5D Mark II con Canon 50mm f1.8 Mark II. Toma sacada a IS0100, f13 y 1/4 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2013.

Gran parte del camino lo hicimos a través de la famosa Ruta 40 que recorre Argentina de norte a sur y baja paralela a la cordillera de los Andes. Probablemente la parte que hicimos no es que fuese la paisajísticamente la más interesante. Grandes planicies de tierra sin casi nada característico. Lo único que daba emoción era las densas nubes de lluvia que nos acompañaron y descargaron parte del agua durante todo el viaje.

Entre una cosa y otra llegamos de noche a El Chaltén, al hotel Kau Si Aike, el que iba a ser nuestra base de operaciones durante los próximos días en Argentina. Este primer día solamente nos dio tiempo a dejar los bártulos en nuestras habitaciones y poner camino a un restaurante para cenar algo.

Al día siguiente volvimos a nuestra rutina diaria, volverse a levantar 4:15 de la mañana para dirigirnos a un mirador para fotografiar el Fitz Roy. Nada más salir de la furgoneta el viento nos recordó que todavía estábamos en Patagonia, y para nuestra desgracia, parecía que la suerte que tuvimos con los Cuernos del Paine continuaba con nosotros. Unas densas nubes tapaban completamente el Fitz Roy, ni su silueta éramos capaces de distinguir.

Vuelta al hotel a dormir un rato más, para después levantarnos a desayunar y hablar con la simpática dueña del hotel, Patricia. Visto que las previsiones del tiempo no eran muy halagüeñas, preguntamos si podíamos cambiar un día de la reserva, en vez de no dormir el lunes como teníamos planeado, preguntamos si podíamos quedarnos ese día, y así dejar para el martes el intento de subir a hasta la laguna Capri para acampar y dormir allí. Ese día parecía que la predicción del tiempo era la mejor de todas.

Anochecer en el Chaltén

Anochecer en el río de las Vueltas y el Chaltén [Canon 5D Mark II con Canon 70-200f4L IS. Toma sacada a IS0100, f13 y 3,2 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2013.

Después de desayunar, y ya con el sol pegando fuerte, ahí vemos el Fitz Roy, casi parecía que se estaba riendo un poco de nosotros, mostrándose cuando no queríamos que se mostrase. Dedicamos el día a recorrer la zona, parándonos a fotografiar en sitios como el Chorrillo del Salto, y viendo dónde podíamos hacer el atardecer. El día se ponía cada vez más feo, y para cuando intentamos fotografiar el atardecer, el Fitz Roy volvía estar completamente tapado por nubes.

Al día siguiente más de lo mismo, nos levantamos antes del amanecer, subimos de nuevo al punto escogido dónde hacer la fotografía, y de nuevo el Fitz Roy completamente tapado. La verdad es que bajamos casi sin ánimos de vuelta al hotel, nadie decía nada, pero todos nos acordábamos de la mala suerte en los Cuernos del Paine. A la hora de desayunar ya estábamos todos un poco más animados (unas horas más de sueño hacen maravillas), Patricia nos intenta dar ánimos de nuevo y nos comenta que los guardas forestales con los que había hablado dicen que al día siguiente será la mejor oportunidad de ver el Fitz Roy completamente despejado al amanecer.

De nuevo pasamos el día recorriendo un par de senderos con nuestras mochilas a la espalda. Por la tarde parece que todo se complica más, nubes de lluvia sobre el pueblo y, mientras unos se dedican a descansar un poco en el hotel esperando la hora de ir hasta la lavandería a recoger la ropa sucia recién lavada, yo me dedico a dar un pequeño paseo por el pueblo, más que nada matando el tiempo.

Amanecer en el Fitz Roy

Amanecer en el Fitz Roy [Canon 5D Mark II con Canon 70-200f4L. Toma sacada a IS0100, f11 y 1 seg. Trípode y disparador remoto utilizado.]. © David García Pérez 2013.

Nos fuimos a cenar muy relajados, ya no esperando luces, pero de todas formas, con el tiempo de sobra para que, después de cenar, pudiésemos pillar de nuevo la furgoneta para ir a intentar a fotografiar un atardecer. El Fitz Roy estaba completamente tapado pero, para nuestra sorpresa, en dirección El Chaltén tenía un conjunto de nubes sobre el que cogieron un precioso color que reflejaban sobre el agua del río (Río de las Vueltas). Parecía que al menos algo de color en las fotografías nos íbamos a llevar después de todo. Como era nuestra última noche aquí, y después de regresar con la sensación de que al menos teníamos algo, nos fuimos a una cervecería que había en el pueblo dónde hacían cerveza artesanal para celebrarlo.

Sin mucha fe, nos volvemos a levantar a las 4:15 el día siguiente, salimos de la puerta del hotel y vemos que Fitz Roy parecía estar completamente tapado. Pero eso no nos iba a parar, de nuevo en la furgoneta para el sitio dónde lo habíamos intentado los dos amaneceres anteriores. Y allí, nada más aparcar nos espera la sorpresa. El Fitz Roy no estaba tapado por nubes, por dónde salía el sol parecía que no había nada que lo tapase, y aún por encima había nubes sobre el Fitz Roy que podían mejorar la composición. Peleando con el viento tomamos posiciones y nos dedicamos a esperar. Tuvimos el mejor amanecer de todo el viaje, parecía que nuestra suerte había cambiado.

Amanecer en el Fitz Roy

Amanecer en el Fitz-Roy [Canon 5D Mark II con Canon 70-200f4L. Toma sacada a IS0100, f11 y 0,6 seg. Trípode y disparador remoto utilizado. Panorámica de 9 fotos unida con Adobe Photoshop]. © David García Pérez 2013.

Increíblemente más relajados bajamos a desayunar ese día. Tocaba preparar las mochilas para nuestra pequeña excursión hasta la Laguna Capri, y parecía que la predicción del tiempo iba acompañar. Tiendas de campaña, sacos de dormir, trípode y equipo fotográfico, iba a ser lo complicado de la ruta. Después de comer algo ligero bastante antes de la hora de comer y de dejarle nuestras maletas al cuidado de Patricia. Empezamos la ascensión.

Arroyo del Salto y Fitz Roy

Arroyo del Salto [Canon 5D Mark II con Canon 17-40f4L. Toma sacada a IS0100, f13 y 1/2 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2013.

En un par de horas estábamos arriba montando el campamento al lado de la Laguna Capri. Como aún quedaba bastante hasta la hora de la puesta de sol, cada uno se dedico a dar una vuelta por ahí, descansar un rato, vamos, pasar el tiempo. A media tarde iniciamos nuestro camino hasta el Arroyo del Salto, el punto dónde haríamos nuestro anochecer. Escogimos con tiempo el lugar exacto del río dónde íbamos hacer las fotos, y mientras esperábamos cenando charlamos un rato del principal problema, había que organizarse bastante bien para que una persona no saliese en las fotos de la otra. Después de una entrañable tarde, tocó regresar ya de noche al camping, justo llegando a nuestras tiendas de campaña, vemos que el Fitz Roy tenía este luz curiosa merecedora de una foto.

Hora Azul en el Fitz Roy

Hora Azul en el Fitz Roy [Canon 5D Mark II con Canon 50mm f1.8 Mark II. Toma sacada a IS0100, f11 y 30 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2013.

A la mañana siguiente tocó volver a levantarse para fotografiar el amanecer. Y después de unas cuantas indecisiones de dónde ponerse a fotografiar, empezó el espectáculo. La cosa prometía, se veía bastante despejado, y en unos pocos segundos se puso todo de un increíble color, y en otros pocos segundos el color desapareció. Nos dio el tiempo justo de una foto. Por dónde salía el sol debía haber nubes que solamente permitieron una breve sesión fotográfica.

Amanecer en la Laguna Capri

Amanecer en la Laguna Capri [Canon 5D Mark II con Canon 50mm f1.8 Mark II. Toma sacada a IS0100, f13 y 2 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2013.

Tocaba recoger el campamento, bajar lo subido el día anterior, y llegar de vuelta al Chaltén. Después de un desayuno en el Kau Si Aike, nos despedimos de Patricia y ponemos camino de vuelta Puerto Natales, dónde pasaríamos nuestro último día y medio antes de regresar de vuelta a Europa.

Expedición Patagonia 2013

Miembros de la expedición, de izquierda a derecha: Albert Giol, yo mismo, Manel Galera, Toni de Luna, Alex Martin y Alejandro Blanco. © Alejandro Blanco 2013.

Share on Facebook17Share on Google+2Tweet about this on Twitter1Email this to someone
  • Jota 4 - junio - 2014,

    Magníficas imágenes, David. Me quedo con la del arroyo, ese primer plano tan interesante y un fondo brutal.

    Enhorabuena y gracias por compartir esos paisajes.

    Jota.

    Responder
    • davidgp 5 - junio - 2014,

      Gracias Jota!!!

      Responder

Deja un comentario: