Historia de una fotografía

Anochece en Carrapateira

Carrapateira es una de las playas que más al sur de la cara oeste de Portugal está. Casi antes de llegar al Cabo de São Vicente. En una escapada de diciembre del año pasado que hicimos en Portugal fue casi uno de nuestros últimos destinos. Siendo diciembre solamente había dos tipos de personas en la playa, curiosos que se acercaban a ella y surfistas… bueno, y nosotros.

Mientras mis compañeros se entretenían haciendo fotografías a surfistas, que estaban demasiado lejos para mi modesto 70–200, me entretuve haciendo fotos a las fuertes olas del mar que tanto disfrutaban los surfistas. Cuando empezaron aparecer los colores del atardecer, cerró la foto:

Anochece en Carrapateira

Anochece en Carrapateira [Sony A7 II con Canon 24-70f4 L. Foto sacada a ISO100, f11, 1/6 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Diciembre, fotográficamente hablando, fue una buena época para visitar la zona del Algarve en Portugal, los precios estaban baratos, y poca gente en la mayoría de las playas. En el Cabo São Vicente fue el único momento donde nos encontramos a otros fotógrafos. Aún así, los podíamos contar con los dedos.

El faro al borde de los acantilados quedó bastante fotogénico, aquí tenéis el resultado de esa tranquila y soleada tarde al sur de Portugal:

Atardecer en Cabo de São Vicente

Atardecer en Cabo de São Vicente [Sony A7 II con Canon 17-40f4 L. Foto sacada a ISO100, f13, 2 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Ya os había mostrado otra foto de esa sesión por el Val d’Aran. En esta ocasión os presento una de la más famosa cascada de la zona, Es Uelhs deth Joeu (los ojos de Judas), en valle de Artiga de Lin. Y realmente casi no hago la foto. Por qué mi colega Manel que me estaba acompañando en ese momento, que hice la foto. No me llamaban la atención las flores, pero el me insistió que quedaban chulas contrapuestas a la fuerza del agua.

La cascada de Es Uelhs deth Joeu siempre me ha parecido complicada. Es una inmensa cascada, y si lleva mucha agua, realmente es casi un manto blanco que una vez hecha la foto no llama la atención que a uno llama ahí delante de ella. Tengo un montón de estas fotos que no muestro por qué no le hacen justicia. Aún cuando baja poca agua es complicada por su inmensidad y por que no te puedes acercar a ras de río a poner algo en primer plano en detalle. Es por eso que suele ser un sitio donde dedico mucho tiempo hacer detalles con el 70–200.

Ahí estaba yo, tozudo, ignorando el consejo de mi amigo Manel, mientas intentaba fotografiar el contraste entre los verdes saturados y la fuerza del agua. Ninguna de las composiciones que estaba haciendo me llamaban mucho la atención, hasta que moviendo la cámara llegué hasta las dichosas flores. En ese momento me empezó a gustar lo que estaba viendo. Las cosas funcionaban, aunque era complicado. Por un lado quería dejar bastante tiempo de exposición para dar movimiento al agua, por el otro lado tenía que ser el justo para que las flores no apareciesen borrosas. Este ha sido el resultado final:

Flores en Es Uelhs deth Joeu

Flores en Es Uelhs deth Joeu [Sony A7 II (Amazon, eBay) con Canon 70-200 f4 IS L (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f11, 1/6 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Ya os había comentado que en San Juan me había escapado hasta Val d’Aran. Fui con mi amigo Manel, que le llevo ya bastante tiempo enseñando la foto que había hecho desde ahí al Aneto. Foto que cada vez se lo llevo se le resiste… debemos tener esa maldición, a mí me pasa lo mismo cuando me lleva a la comarca del Bergadá.

Llegamos al Val d’Aran completamente despejado. Pero de pronto empezó a aparecer la niebla en las zonas bajas. Pensamos que sí subíamos altura podría quedar una foto interesante con los valles cubiertos de niebla, así que subimos al Valle de Varrados. Al final la niebla era demasiado alta, así que tuvimos que cambiar completamente de plan y jugar con ella antes de irnos a cenar. Esta foto es uno de esos resultados.

Nieblas en Varrados

Nieblas en el valle de Varrados [Sony A7 II (Amazon, eBay) con Sony 24-70 2.8 GM (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f13, 3,2 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Esta fotografía la he hecho básicamente de casualidad, puesto que buscando la localización de cómo llegar a Playa de los Patos casi me pierdo la puesta de sol… Una historia que empieza con una inocente charla con un ruso el atardecer anterior, mientras fotografiaba la puesta de sol en Benijo, ¿Qué podría salir mal?

Estaba yo en Benijo fotografiando la puesta de sol… una tarde concurrida por fotógrafos, en una esquina por la playa alguien fotografiando una postboda y en la otra esquina una chica fotografiando a otras dos, seguidos de un chico. Mientras yo me pongo hacer mis fotos intentando evitar que nadie me salga en el encuadre se me acerca chico por curiosidad. Era ruso y me cuenta que llevaban varios meses viviendo en Canarias. Su mujer era fotógrafa y ahora mismo estaba haciendo un book en la localización de una madre con su hija, trabajando únicamente con luz natural.

Mientras hablamos un poco me comenta que debería intentar fotografiar en la Playa de Patos la puesta de sol, que si me gustaba la Playa de Benijo, me gustaría la de Patos. Me dice más o menos en google maps dónde está para bajar a la playa. Localización que resultó ser un pelín errónea.

Al día siguiente, mientras busco localizaciones para fotografiar el amanecer en el Teide miro un poco como se llegaba a la playa que me habían indicado. Todo el mundo indicaba lo mismo, aquello no era fácil. Pero todos indicaban que el camino salía desde la Playa de Bollullo, no donde me había indicado el ruso.

Me acerco con tiempo, varias horas de antelación y llego a la Playa de Bollullo. Primer problema, allí solamente se podía dejar el coche en dos parkings privados. Hablando con los chicos que los gestionaban, ellos cerraban la valla a las 20:00 y hasta al día siguiente. La puesta de sol era sobre las 21:00 y pico, mal andábamos. Miro la zona y veo que la Playa de Bollullo también es muy fotogénica, después veo que el camino para llegar hasta la de Patos va pegado a las vergas de las fincas colindantes a un acantilado y que aquello lleva unos buenos 30 minutos de caminata o más. De todas formas, no podía dejar el coche ahí, si confiaba poder hacer el amanecer al día siguiente en el Teide.

Decido ir a probar por donde me había dicho el ruso, pero no encuentro la forma. Todo acceso al camino que va al acantilado está bloqueado por fincas valladas. Pero dando vueltas me encuentro con qué hay un camino indicado para bajar a la Playa del Ancón, la cual parece que puede ser un buena opción para una puesta de sol fotogénica. Dejo el coche lo más cerca posible y cargo con los trastos.

Después de caminar 20 minutos, llego hasta unas escaleras que bajan directamente a la playa. Empiezo a bajar las escaleras hasta que me encuentro que a 3 metros del suelo el mar se había llevado el resto, dejando un vacío hasta unas rocas con formas de bolos.

Allí no había nadie. Habían dejado una cuerda para bajar y subir. Pero viendo que estaba solo, que si bajaba no tenía muy claro que fuese a ser capaz de subir, y que aquella playa tenía pinta de desaparecer si subía la marea decidí que era mejor no arriesgarse. De vuelta al coche, otros 20 minutos caminando cargado como un burro cuesta arriba. En esos momentos ya estaba pensando que iba a fracasar en esta puesta de sol.

Cuando llego al coche, y después de buscar un sitio donde poder comprar algo de agua, que andaba seco. Decido volver a probar suerte en la Playa de Bollullo. A unos 15 minutos andando había varios huecos donde dejar el coche, que cuando bajara antes estaban ocupados, pero estaba apostando que la gente ya estaba marchándose de la playa para irse a cenar.

Mi apuesta dio resultado, pero por los pelos, justamente cuando llegué a uno de ellos, un chico acababa de llegar y estaba sacando su coche… aparqué el mío y empecé a coger todos los trastos de nuevo.

Bajando me crucé con una señora que me saludó, a los 5 minutos después, estaba de vuelta a mi lado con su coche, me preguntó si quería que me acercase. Aceptando su oferta, llegamos hasta el parking de la Playa de Bollullo. Me comentó que lo iban a cerrar ahora a las 8:00, pero que como ella y su marido, turistas franceses, iban a dormir en el coche, pues no les importaba quedarse ahí bloqueados hasta el día siguiente, y aún cerrado, se podía bajar hasta la playa.

Después de agradecerle el gesto, bajo hasta la Playa de Bollullo, preparo las cosas y empiezo hacer encuadres, que se acercaba la puesta de sol. Este es el resultado de uno de ellos:

Anochece en la Playa de Bollullo

Anochece en la Playa de Bollullo [Sony A7 II (Amazon, eBay) con Sony 24-70 2.8 GM (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f11, 8 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Cabaliño do demo

El otro día unos amigos me comentaron de acompañarles hasta el parque natural del delta de Llobregat para fotografiar pájaros. Bien, con mi Sony A7 II y mi Canon 70–200f4 IS la verdad es que me quedaba un poco corto de focal y bastante justo de auto enfoque, pero, ¿A quién no le gusta madrugar un fin de semana para dar una vuelta con los amigos?

De pájaros no conseguí mucho, pero de camino entre hide y hide, mientras mis amigos iban a fotografiar pájaros, yo me paré un poco con esta libélula, o cabaliño do demo como vulgarmente se llaman en mi tierra gallega. Aquí os dejo una muestra del resultado.

Cabaliño do demo

Cabaliño do demo [Sony A7 II (Amazon, eBay) con Canon 70-200 f4 IS L (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f5,6, 1/640 de segundo de tiempo de exposición]. © David García Pérez 2017.

Una cosa sobre las libélulas, es que tienen la tendencia de volver a posarse en la misma rama y de la misma forma. Así que si veis a una posada, empezar a buscar el encuadre para esa ramita, y aunque la veáis marchar, esperar un rato, es altamente probable que vuelva.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Nieblas en Artiga de Lin

Tengo una confesión que hacer, espero no ofender a nadie, pero odio la celebración de San Juan en Barcelona o como se hace por este lado de la península. Eso de que los niños anden tirando petardos cada dos por tres no es para mí… soy más de tranquilidad… y la típica celebración gallega con sardinas y pan de broa.

A parte, estábamos en este primer aviso del verano de que podíamos sufrir mucho calor, así que para ese fin de semana pensamos escaparnos, irnos a un sitio fresquito, y la predicción en Valle de Arán parecía interesante, con probabilidades de amaneceres y atardeceres impresionantes y tal vez el cielo despejado de noche para alguna nocturna donde no había luna.

Como siempre, en las montañas, una cosa es lo que dice la predicción otra cosa es la realidad. Las nieblas bajas llenaban los valles de Val d’Aran, impidiendo ver el sol en amanecer o atardecer… nada de luces para nosotros. Pero las nieblas dieron lugar a otras fotos como esta que os muestro aquí.

Nieblas en Artiga de Lin

Nieblas en Artiga de Lin [Sony A7 II (Amazon, eBay) con Canon 70-200 f4 IS L (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f11, 1/6 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Tormenta en el delta

Hace unos fines de semana pasé unos días en el Delta del Ebro con un amigo, yo principalmente haciendo fotografía de paisaje, mi compañero de vieja centrándose en los pajaritos. Y la verdad es que tendría que haber tenido alguna lente para eso, dado que el viaje hubiese sido más productivo.

Poco color tuvimos tanto en amaneceres como atardeceres. En uno de estos atardeceres, cuyas nubes en el horizonte, muy tapado, predecían que no iba a pasar mucho, decidimos acercarnos hasta una zona de algas en la entrada de la playa del Trabucador.

Justamente cuando llegábamos a la zona el cielo decidió descargar con toda su furia el agua que tenía en forma de tormenta sobre el pueblo de Sant Carles de la Rapita. Las perspectivas cambiaron de forma repentina, la luz cambió, y empecé hacer fotografías como un loco, mientras miraba que la tormenta no cambiase de dirección y viene hacia nosotros… con un trípode enorme de carbono entre mis manos haciendo de pararrayos.

Tormenta en el delta

Atardecer en Montserrat [Sony A7 II (Amazon, eBay) con Sony 24-70 2.8 GM (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f18, 1/40 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Atardecer en Montserrat

En el mes de abril adquirí una nueva lente y después de unas comprobaciones en Barcelona para ver si estaba bien decidí ir a probarla en el campo donde prácticamente tenía pensado emplearla, la fotografía de paisaje.

Viviendo en Barcelona, Montserrat es una ubicación que tengo prácticamente al lado y me permite acercarme sin muchas molestias y sin tener que planear con mucha anticipación la salida. Cogí el coche y en menos de una hora ya estaba subiendo el camino que me llevaba hasta una vista con posibilidades para puesta de sol, y en la que nunca había sido muy afortunado. Nada más llegar había una pareja que parecía que iban a sacar fotos como yo… y aunque tenían una cámara puesta en un trípode y otra en la mano, parecían más interesados en hablar entre ellos que hacer fotos.

Y a pesar de que unas nubes bajas impedían que las montañas se pusiesen de color naranja, el cielo empezó a estallar en color, empezando por unos amarillos que terminaron con estos preciosos tonos rosa sobre el macizo de Montserrat, había merecido más que la pena esta escapada rápida.

Atardecer en Montserrat

Atardecer en Montserrat [Sony A7 II con Sony 24-70 2.8 GM. Foto sacada a ISO100, f8, 1/8 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Por motivos de trabajo me tuve que ir a Tenerife unos días, ya que andaba por allí, ¿por qué no quedarse el fin de semana hacer unas fotos? Dicho y hecho.

Por supuesto, ya que estamos en Tenerife casi es obligado ir a fotografiar el Teide. Me apetecía fotografiar la vía láctea, estamos en la época, pero justamente el finde que estaba ahí, había luna llena, la cual tiene la manía de ponerse delante de la vía láctea. Siempre hay que mirar el lado bueno, esto me permitía dormir unas 6 horas en vez de las 2 que tenía planeado para esa noche.

Bueno, que me enrollo, después de mirar un poco la zona el día anterior, decidí apostar por parar el coche en un parking que había después del observatorio astronómico y usar unos matorrales floridos, combinando flores blancas y amarillas.

Es increíble que aún me pase estas cosas, yo sabía a la hora que salía el sol, estaba dando vueltas por ahí, por que a pensar que ya había encontrado estos arbustos, creía recordar que el día anterior había visto otros más chulos… así que cuando el Teide empezó a ponerse rojo como un tomate, ya me veis a mí corriendo de nuevo a estos arbustos.

Amanecer primaveral en el Teide

Amanecer primaveral en el Teide[Sony A7 II con Sony 24-70 2.8 GM. Foto sacada a ISO100, f13, 0,5 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Hacía un pelín de viento, por si veis algo borroso en los arbustos de primer plano.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies