Opinión

Clyde Butcher es probablemente el mejor fotógrafo de paisaje en blanco y negro de la actualidad, siempre comparado con el mítico Ansel Adams. Mr. Butcher quiso celebrar el año pasado el centenario del servicio de Park Ranges de los parques nacionales de los Estados Unidos con un libro que recorre con sus fotografías dichos parques.

En el siguiente vídeo veréis mis comentarios a mi copia que me llegó justo antes de las navidades:

La información sobre el libro y donde comprarlo podéis encontrarla en la web del autor.

La frase “National Parks, America’s best idea” es atribuida a Wallace Stegner.

Otros libros de Clyde Butcher en Amazon España.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uno de los accesorios fotográficos que siempre compro para cada una de mis cámaras, a pesar de su excesivo precio, es una zapata en forma de L, o como se denominan en inglés L-Bracket. En este vídeo os doy más detalles de por qué.

En el vídeo menciono dos fabricantes: Really Right Stuff y Kirk Enterprise, pero probablemente existan muchos otros.

En el vídeo menciono la rótula Arca Swiss Z1, que ya hablé de ella en este blog, en un primer análisis de la misma y, un año después, en mis opiniones después de un año de uso con la misma. La rótula de joystick que enseño es esta de Manfrotto, aunque ha sido actualizada con esta otra. Como podéis ver en el vídeo, mi experiencia no ha sido muy favorable con ella.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

En este blog rara es la vez que publico algo sobre noticias de cámaras que salen en el mercado. Ha sido siempre una decisión personal, este blog solamente lo escribo yo, y ir publicando todas las noticias de cámaras y lentes que salen al mercado es una tarea demasiado ardua para una sola persona. De todas formas, con todas las noticias nuevas que están saliendo ahora mismo con el Photokina -la principal feria de la industria fotográfica que se celebra cada dos años en Alemania- tuve un pequeño pensamiento. Estamos viendo un mercado a dos velocidades, por un lado tenemos el mercado réflex profesionales y por otro lado tenemos el mercado mirrorless y el pro-entusiasta (que incluye réflex y mirrorless de gama alta).

Anochecer en Elgol

Anochece en Elgol [Sony A7 II con Canon EF 17-40 F4L. Foto sacada a ISO100, f13 y 1/4 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

Si nos vamos al mercado réflex profesional, tenemos un mercado dominado por Canon -sigue siendo el mayor fabricante de cámaras por mucho que le pese alguno- seguido de Nikon y con otros que han intentando hacerse un hueco, cómo Sony ó Pentax (en el mercado réflex), sin quitar mucho el sueño a los dos primeros. Esto se puede ver claramente en los ciclos de desarrollo. Entre la Canon 5D Mark III y la Canon 5D Mark IV han pasado 4 años, los mismos que han pasado entre la Sony A99 y su substituta, la A99 II (curiosamente todo el mundo pensaba que Sony había matado si línea de cámaras alpha, cuando ellos decían que seguían vivas y tienen más o menos el mismo ciclo de vida que el de su principal rival). Tal vez la excepción es Nikon, que si nos olvidamos de su gama más que alta, cómo la D5, en la categoría nivel Nikon D810 vemos que van actualizando las cámaras a mayor velocidad.

Por otro lado tenemos el mercado emergente de las mirrorless, que desde unos inicios intentando atraer al mercado consumista, han dado el asalto al mercado semipro o, ¿por qué no?, al profesional. Aquí es donde estamos viendo que las cámaras de gama alta tienen un ciclo de vida mucho menor, habitualmente de dos años entre modelo y modelo. Dos motivos claros, por un lado la competencia es mucho mayor y necesitan convencer al comprador que su marca es la mejor opción con cada modelo trayendo año tras año innovaciones y mejoras cada vez más interesantes. Por otro lado necesitan mandar un claro mensaje a la gente que compra sus equipos, la marca está comprometida con la continuidad de sus cámaras y lentes, y el usuario de la misma siempre tendrá opciones en la que gastar su dinero, en busca de esa “mejor calidad de imagen”.

Esto ha quedado claramente demostrado en el Photokina de esta año con dos anuncios que realmente no fueron anuncios. Por un lado tenemos el pre anuncio de la Panasonic GH5, sucesora de la cámara más exitosa de Panasonic (probablemente), la Panasonic GH4. Y por otro lado tenemos la sucesora de la Olympus OM-D E-M1, la OM-D E-M1 II. Y digo que son pre-anuncios porque simplemente han anunciado que la están desarrollando con algunas de sus características, pero no han dado ninguna fecha de salida al mercado. Suena a mensaje del estilo: “mirar, no os penséis en marcharos a otras marcas que nosotros seguimos por aquí y lanzaremos productos que os arrepentiréis si cambiáis de barco”. No vaya a ser que la gente empiece a mirar a tierras de Sony ó Fuji. Recuerda un poquillo al comienzo de la era digital, donde algunos fabricantes anunciaban productos con mucho antelación, lo cual también dio lugar a algún fiasco.

Antes de cerrar, vamos a centrarnos en lo que para mí fue el anuncio estrella, la Fuji GFX 50S. La entrada de Fuji en el mercado de medio formato digital por la puerta grande. No porque piense que me pueda comprar una. Están fuera de mi rango de precio. Sino, en caso de que tenga éxito, puede que empuje los precios del mercado de full-frame hacia abajo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Hace un par de semanas compré esta correa para cámara, la Peak Design Leash. La idea era buscar una nueva correa que pudiese quitar cuando me molestase en el trípode y volver a poner cuando necesitase poner la cámara al hombro. Aquí tenéis un vídeo con mis primeras impresiones sobre la misma.

Si no os gusta esta correa en específico pero sí la idea detrás de ella. Peak Design ofrece una gran variedad de modelos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

No, no estoy hablando de direcciones IP de internet. Estoy hablando de códigos estándar de resistencia ante elementos que bien podrían usar los fabricantes de cámara. Algo que se preguntan de forma más que acertada en D|Y Photography. Estos ratings indican de forma clara lo que puede resistir o no una cámara. Definiciones como: aguanta unas gotas de lluvia, aguanta un chorro de agua a presión durante X minutos, resiste la entrada de elementos como polvo a sus componentes internos, etc… todo regulado y de forma clara.

El sol sube en Cap Roig

El sol sube en Cap Roig [Canon 5D Mark II con Canon EF 17–40 F4L. Fotografía tomada a ISO100, f11 y 0,8 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

Por qué claro, tenemos por ejemplo la nueva Nikon D500, que en su anuncio de prensa dicen que tiene el mismo nivel de sellado que la ya algo más veterana Nikon D810, que si vamos a la web del fabricante pone que pone: un sellado ampliado contra el polvo y las inclemencias del tiempo le garantiza que la D810 es resistente a la humedad y al polvo ajá… humedad… ¿eso quiere decir lluvia suave o fuerte? Canon para su 7D Mark II dice tiene una resistencia mejorada contra polvo y inclemencias del tiempo… ¿mejorada? ¿Entonces la 7D Mark I hasta donde podía mojarla? Pentax, en su nueva cámara estrella, la K1, comenta sellado intensivo contra las inclemencias del tiempo. Sony pone en sus últimas cámaras sin espejo de la serie A7x II que resisten humedad y polvo, vale, pero… ¿la puedo usar cuando llueve o no?

Veamos, la realidad es que todas las cámaras mencionadas ahí arriba no os van a fallar bajo la lluvia, pero no estaría mal que los fabricantes se mojasen (mira que gracioso soy con el término mojasen) en sus definiciones y indicasen al menos que tipos de test usan para determinar ese tipo de afirmaciones.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Desde que salió la versión 6 de Lightroom, creo que solamente la actualización a la 6.1 fue de manera tranquila. La 6.2 tuvo el problema de incorporar un nuevo menú de importar imágenes, un cambio que disgusto tanto a los usuarios que Adobe tuvo que dar marcha atrás con la 6.3. La 6.3 tampoco fue tranquila para mí, por algún motivo cada vez que monto panorámicas o HDR la imagen me sale rotada 90 grados. Es más molesto que otra cosa, dado que la pudo rotar después cuando la revele..

Amanece en Cap Roig

Amanecer en Cap Roig [Canon 5D Mark II con Canon EF 17–40 F4L. Fotografía tomada a ISO100, f11 y 1 segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

La 6.4 parece que no iba a ser menos, nada más actualizar, cuando intento arrancar Lightroom, me encuentro con este mensajito (este es un problema exclusivo para la versión de OS X del programa):

Mensaje de error en Lightroom 6.4

A lo cual le digo que los repare:

Mensaje de error en Lightroom 6.4

Y ahí se queda la cosa, Lightroom no arranca y yo sin poder hacer nada. Me voy al enlace que indican y veo que la primera solución era pulsar ese botón, la cual no funcionó. Voy a la segunda solución, comprobar los permisos de ficheros en diversas carpetas de la Librería (para poder ir a la Librería en el Finder, pulsáis en el Menú Ir → Ir a Carpeta, y ahí escribís en inglés: “Library”). Una vez ahí comienzo a comprobar los permisos de cada carpeta (pulsando con el botón derecho del ratón y después seleccionando propiedades) y todo parecía correcto:

Permisos de la carpeta

Adobe da una tercera opción, menos mal, un script en bash que nos arreglará el problema. Para ello lo tenemos que bajar, descomprimir y abrir un terminal y teclear: /Users/[nombre_usuario]/Downloads/LightroomCorrectPermission.sh (cambiar el nombre_usuario en la línea anterior por vuestro nombre de usuario en vuestro sistema). Si tenéis clave para entrar en vuestro Mac os la pedirá.

La solución no es sencilla, y aunque sea un problema puntual para algunos usuarios (por los foros no encontré a mucha gente afectada), la verdad es que para cualquiera con pocos conocimientos de OS X le puede resultar limitada de implementar. A ver si la actualización a Lightroom 6.5, cuando la saquen, es más sencillita.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Ya lo comentaba en mí artículo sobre tarjetas SD, parece que vamos camino a una nueva guerra de formatos por parte de los mayores fabricantes de cámaras actuales, Canon y Nikon. Por un lado el primero parece estar apostando por las tarjetas tipo CFast mientras que el segundo por las tarjetas XQD. Lo que siempre hace más complicado a los usuarios poder emplear las mismas tarjetas en dos sistemas distintos de cámaras o los costes extra cuando actualicemos nuestras cámaras.

Amanece en Bagà

Amanece en Bagà [Canon 5D Mark II con Canon 70–200f4L IS. Foto sacada a IS0100, f11 y 3,2 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2015.

Ambos formatos nacen por la necesidad de evolucionar el formato de tarjetas CompactFlash, que venían usando hasta el momento las cámaras profesionales (algunas de ellas tontean con SD, como indicaré más adelante). Veamos las características de cada uno de ellos:

CFast: Este tipo de tarjeta es una evolución natural de las tarjetas CompactFlash. Las tarjetas CompactFlash estaban basadas en el interface Parallel ATA/IDE que tal vez os suene dado que era como hace unos años típicamente se conectaban los discos duros en los ordenadores (la forma más habitual). Este estándar está limitado a 167MB/s.

Por el contrario, CFast se basa en el interface Serial ATA, que es el más común ahora mismo para conectar discos duros y unidades ópticas en nuestros ordenadores. La velocidad máximo de dicho estándar hasta el momento es de 600 MB/s.

La primera especificación de CFast llegaría en el año 2009 (velocidades máximas de 300MB/s) y en el 2012 saldría la especificación 2.0 (velocidades máximas de 600MB/s). Las dimensiones de las tarjetas son de 36,4×42,8 mm.

XQD: Es un formato diseñado por 3 empresas: SanDisk, Sony y Nikon. Se basa en el interface PCI Express, habitualmente usado en ordenadores para conectar tarjetas gráficas, controladores usb, thunderbold, etc… y últimamente también puesto de moda para conectar discos duros SSD al ordenador, dado que ofrece velocidades superiores al interface SATA.

Al igual que CFast, XQD está soportada por la CompactFlash Association. Su última especificación es del año 2012 y se soportaban velocidades de hasta 1000 MB/s. Significativamente superiores a las soportadas por CFast,. Sus dimensiones son de 38.5×29,8 mm.

El comienzo de la guerra: Pues bien, está claro que cada uno va a ir por su lado. De entrada tenemos a Nikon que ya soporta XQD en sus D4 y D4s y en las recientemente anunciadas D5 y D500. Por otro lado Sony ya ha anunciado que empezará a emplearlo en sus futuras cámaras de vídeo.

Por otro lado CFast se utiliza en algunas cámaras de Arri y BlackMagic. Canon lo empezó a usar por primera vez en su XC10. Si los rumores son ciertos, también parece que será soportado en su futura 1D X Mark II.

Y yo el año pasado que pensaba que al final todo el mundo se iba a quedar contento usando SD, iluso de mí.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Cuando vamos hacer fotos de amanecer o anochecer muchas veces nos encontramos en la situación de que tenemos que andar bastante rato a oscuras hasta poder alcanzar la localización deseada, o volver de ella. Al principio usaba una linterna para esas circunstancias, pero desde hace ya bastantes años he optado por un comprarme un frontal que siempre te deja las manos libres para otras cosas. Actualmente estoy usando el Led Lenser H7.2 y en el siguiente vídeo os comento un poco sobre él.

Para ser justos, indicar que antes que este tenía un frontal de la misma casa que ya no se vende. Ese frontal, con el paso de los años, empezó a estropearse el cable que conecta las pilas con el led. Este frontal lo compré en marzo con mi dinero y en el momento de grabación del vídeo llevaba algo más de 7 meses con usándolo de forma continuada. Por el momento sigue siendo el único frontal que uso.

Indicar también que conmigo, a parte del frontal, también llevo una linterna led por si uno de los dos falla. No creo que me hiciese ninguna gracia regresar hasta un refugio o coche de noche en medio de la nada sin ningún tipo de iluminación.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Categorías Opinión, Vídeo

{ 0 comentarios }

Documental: Finding Vivian Maier

Probablemente muchos de vosotros habréis leído o escuchado la historia de esta desconocida fotógrafa americana Vivian Maier. Como una vez muerta su trabajo fue encontrado por casualidad y su obra convertida de forma repentina en una referencia en la fotografía callejera del siglo XX. Tenía en mi lista de cosas por mirar echar un vistazo al documental Finding Vivian Maier, recomendado por amigos, esperando encontrar un pequeño repaso a su carrera fotográfica. Pero lo que me encontré es viendo un documental intentando saber más sobre la vida de esta señora, que trabajó de niñera en Chicago, y dejó huella en casi toda la gente que la conoció.

Vivian Maier - Maloof Collection

La historia contada en el documental empieza por el personaje secundario, John Maloof. Maloof estaba intentando publicar un libro sobre el vecindario en Chicago donde vivía. Su editor le exigió que el libro fuese ilustrado con fotografías de época del mismo, para lo cual Maloof se dedicó a recorrer subastas de material antiguo buscando fotografías o negativos. En una de estas subastas compró una caja llena de negativos que le pareció que valdrían para ilustrar su libro. Después de gastarse unos 300 dólares, al llegar a casa y estudiando las fotos con calma decidió que no le valdrían para el mismo.

Vivian Maier - Maloof Collection

De todas formas, su cabeza volvía una y otra vez a dichas fotografías. Decidió digitalizar los negativos y, mientras lo hacía, empezó a apreciar el trabajo fotográfico de Vivian Maier. Poco a poco empezó a obsesionarse con el mismo. Siguiendo la pista de otros negativos de la fotógrafa, buscando cualquier pista de cualquiera que la pudiese haber conocido. Poco a poco averiguando la historia de una mujer muy peculiar.

Vivian Maier - Maloof Collection

El trabajo de Vivian Maier es de lo más extenso. Con la curiosidad que muchas de las fotografías encontradas por Maloof ni siquiera habían sido reveladas. La propia autora de la mismas sencillamente había guardado el carrete y no se había ni molestado en crear el negativo a partir del mismo. Esta mujer que nunca vio su obra fotográfica reconocida, que murió de forma completamente anónima, es ahora expuesta en galerías de todo el mundo, y un documental como este creado alrededor de su peculiar figura.

Vivian Maier - Maloof Collection

La obra fotográfica de Vivian Maier merece ser vista con calma, cada una de las fotografías analizas, intentando ver lo que veía esta curiosa señora en las mismas. Para entender un poco más esta enigmática figura, este documental aclara bastantes preguntas. Aunque también deja muchas en el aire, después de todo, Vivian Maier fue una persona increíblemente reservada durante su vida. Sus motivaciones detrás de cada disparo de cámara, de cada negativo, puede que nunca sean entendidas de todo, pero eso es parte de la magia de una de las fotógrafas que, a partir de esta década, será una de las más influyentes del siglo pasado.

Si os gusta la fotografía, no perdáis la oportunidad de ver este documental.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

La realidad es que relativamente pocos fotógrafos se convertirán en maestros del medio. En vez de eso permiten que el medio sea maestros de ellos y se embarcan en una interminable búsqueda de una nueva lente a un nuevo papel a un nuevo revelador a un nuevo cacharro, nunca estando con una pieza de equipo el tiempo suficiente para aprender sus capacidades, perdiéndose e un laberinto de información técnica que es de poco o no uso dado que no saben que hacer con ella.

Edward Weston

Es curioso, uno siempre suele pensar que esta fiebre compradora de equipo fotográfico pensando que esa nueva lente, esa nueva cámara conseguirá que por fin hagamos buenas fotos (nunca he visto una cámara, buena o mala, hacer una buena foto) es algo reciente, del boom de la década pasada de la fotografía digital. Pero veo que en la primera mitad del siglo pasado también tenían ese problema.

Teleférico de Barcelona

Teleférico de Barcelona [Panasonic GF-1 con Panasonic 20mm f1.7. Toma sacada a IS0100, f8 y 1/80 seg]. © David García Pérez 2011.

Aunque no voy a negar que equipo nuevos nos pueden dar buenos beneficios, como mayor rango dinámico o mayor nitidez, o que yo no soy el primero que me emociono con los avances de la tecnología (antes de la fotografía tenía un pasado geek muy fuerte en mi educación, ahora se ha convertido en geek fotográfico), soy consciente que las limitaciones en mis fotografías ya hace tiempo que no viene por temas de técnica o equipo (esto incluso desde que empecé en la fotografía). Las limitaciones viene de mi mismo, una mejor cámara, lente, o nuevo proceso de revelado en Photoshop/Lightroom no van hacer que una foto mala mía deje de ser mala.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies