Escocia

La foto que os muestra esta esta semana es el resultado de cuando varias cosas salen mal. Y lo peor de todo, es cuando las cosas salen mal por uno mismo. Y aun peor, es que me avisaron que probablemente estuviese cometiendo un error.

Este verano pasado estuvimos en la más que famosa Isla de Skye en Escocia. Verano no es que sea una gran época dado que se llena de unos mosquitos muy pesados, llamados midges, toda la región de las highlands.

Llevábamos una gran lista de sitios que queríamos fotografiar, entre ellos las famosas montañas de Quiraing, un paraíso para cualquier fotógrafo que se encuentra al norte de la isla. Después de mirar en diversas aplicaciones por donde salía el sol y se ponía, a mí se me metió en la cabeza que nuestra mejores oportunidades en el pasado mes de agosto sería en el atardecer. Ese sería mi primer error, el sitio era obvio para amanecer.

Cuando íbamos camino de ahí, ya bastante justos de tiempo, un amigo que también andaba por la zona nos llama para decirnos que el se va hacer el atardecer a Coral Beach, una localización que nos quedaba relativamente cerca en el momento de la llamada. El nos dice que había estado por esa zona y pensaba que era más de amanecer que de atardecer, pero yo seguí en mis trece.

Para cuando llegamos ahí y vimos la realidad, ya era demasiado tarde. Al ir justos de tiempo no teníamos oportunidad de rectificar, y mientras veíamos como el cielo se ponía de colores hacia nuestras espaldas, detrás de unos montículos sin mucho interés, nuestro principal motivo fotográfico quedaba bajo una luz gris, dando lugar a la siguiente foto.

Gris atardecer en Quiraing

Gris atardecer en Quiraing [Sony A7 II con Canon 17-40f4 L. Foto sacada a ISO100, f8, 6 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

La foto en sí me gusta bastante, es más, la considero una de mis favoritas del año pasado. Pero me quedó ese mal saborcillo de boca de no haber planificado mejor la salida. Uno de los peligros de ir por primera vez a una zona (bueno, realmente os estoy mintiendo un poco, era mi segunda vez en esa zona, pero de esa vuelta, una fuerte niebla que no dejaba ver más allá de 3 metros de distancia me impidió ni ver las montañas).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Amanece en el Old Man of Storr

Vamos a variar un poquillo de tanta foto de otoño que llevo publicadas últimamente y vamos a una del verano pasado en la isla de Skye en Escocia, una clásica vista del Old Man of Storr. Old Man es una forma muy típica que tienen en las islas británicas de llamar a formaciones rocosas que consisten básicamente en grandes columnas de piedra que todavía resisten la erosión de la naturaleza. El Old Man of Storr es desde luego una de las más famosas de ellas.

Para fotografiar el Old Man of Storr teníamos en mente dos posibilidades, de entrada estábamos pensando fotografiarlo cerca de su base. Para ello, el día anterior, dos el grupo de tres que íbamos, nos pegamos la caminata que hay hasta arriba, de unos 40 minutos, sorteando filas y filas de turistas. Pero cuando llegamos a su base nos encontramos un paisaje un pelín más dantesco… estaban rodando una película con el despliegue de medios más grandes que había visto nunca.

Por donde subía la gente había varios operarios apartándola por que venían dos helicópteros a aterrizar con más material o personal. Nos vamos a otra esquina para ver las vistas y nos echan de allí por que estaban rodando un plano con caballos y actores vestidos con trajes medievales. Detrás de todo aquello había varias carpas montadas con material para seguir rodando y guardar a los actores de las inclemencias del tiempo. Teníamos pensado hacer la foto de amanecer, y realmente no nos apetecía madrugar y, al llegar arriba al día siguiente, encontrarnos todo este paisaje.

Así que optamos por la segunda opción, fotografiar desde un lago que había cerca del Old Man of Storr y donde no había nadie rodando una película, la única pega de esta localización es que se ve algo la carretera que discurre a lo largo del mismo.

A la mañana siguiente nos levantamos como dos horas antes del amanecer, conducimos hasta ahí, y nos encontramos con un cuarto fotógrafo que conocíamos y también estaba por la zona. Los cuatro bajamos hasta el borde del lago, tres de nosotros con la suerte de llevar botas de agua, dado que el terreno estaba bastante encharcado. Mientras esperábamos el amanecer, buscamos el encuadre apropiado… con la suerte de que había unas nubes que hacían de boina a la montaña.

Amanece en el Old Man of Storr [Sony A7 II con Canon 70-200f4 IS L. Foto sacada a ISO100, f16 y 0,4 de segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

El resultado es esta foto que podéis ver sobre este texto. Bueno, el encuadre que os he escogido para mostrar, dado que saqué bastantes imágenes esa mañana… Una composición simétrica, para destacar el reflejo del mismo sobre el agua. Tuvimos suerte con el viento, hacía el suficiente para no tener midges molestando, pero no tanto como para que nos estropease la pequeña porción de lago calmada donde se reflejaba la montaña y las nubes, entre las hierbecillas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Tal vez, lo primero que hay que aclarar de esta guía, es que realmente no es una guía de localizaciones de interés fotográfico de Escocia como su portada a simple vista podría indicar. Realmente la autora se centra en tres regiones y sus alrededores: Skye, Glen Coe y The Trossachs. Pero todo hay que decirlo, es mi impresión que esas tres zonas las describe en gran detalle.

Eilean Donan

Eilean Donan Castle [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Panorámica de 13 fotos sacadas a IS0100, f11 y 20 segundos de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2013.

Ellen Bowness creó hace unos años la editorial Long Valley Books para crear pequeñas guías de localizaciones fotográficas para ayudar a fotógrafos y fotógrafas a moverse por diversas zonas de interés paisajístico y maximizar sus oportunidades de volver con buenas fotografías de una zona. Por el momento los libros publicados están centrados en el Reino Unido y, en concreto, este libro de Escocia es el único que he visto de esta autora.

The Photographers Guide to Scotland - Skye, Glen Coe & The Trossachs

El formato de la guía es bastante cómodo para llevar encima con uno. Con un tamaño de casi 20×13 cm y poco más de 120 páginas, la verdad es que entra perfectamente en cualquier mochila fotográfica o en un bolsillo grande de una chaqueta o chaleco.

La guía en sí está dividida en 4 grandes secciones y después varias pequeñas secciones que detallo más adelante. Estas cuatro secciones nos detallan 50 localizaciones de la Isla de Skye, Glen Coe y alrededores y la zona de The Trossachs. A parte, también da localizaciones del camino que hay entre Glen Coe y la Isla de Skye. Cada una de estas secciones está compuesto de un mapa general de la zona, y después mapas detallados con cada una de las localizaciones para que sean fácilmente de localizar. Desde donde podemos aparcar el coche hasta como caminar a la zona. Cada una de las localizaciones viene después con alguna foto de lo que nos podemos encontrar en la zona (las fotos no son todas de la autora de la guía, en las páginas finales de la misma vienen los créditos). Después una pequeña descripción en texto de donde aparcar y como llegar a la zona, para por último darnos unas referencias grid de donde se encuentra el parking y la localización.

Una pequeña nota antes de continuar. The National Grid es un sistema de coordenadas desarrollado por los militares del Reino Unido a principios del siglo pasado para georeferenciar cualquier sitio de las islas británicas. Los mapas más famosos que emplean allí, los de la casa Ordnance Survey lo emplean y son los que principalmente usa la gente allí para localizar algo. Si lleváis un GPS con vosotros, lo más fácil es meter dichas referencias grid en una página como esta para poder convertirlas a latitud y longitud. Sistema de coordenadas a los cuales estamos nosotros más acostumbrados.

De las zonas que detalla la guía, personalmente solo he estado en Glen Coe y La Isla de Skye. Creo que están detalladas de sobra para que una persona que viaje a la zona pueda pasar varios días por allí con sitios de sobra donde hacer fotos y sin tener que repetir. A partir de ahí, ya debería ser cada uno el que tendría que ir intentando localizar esquinas nuevas que no aparezcan en el libro.

Al final de la guía tenemos localizaciones extra, que no vienen detalladas con mapas o fotos, pero si viene referenciadas para su fácil localización. A parte incluye información típica como horas de salida y puesta de sol para diferentes épocas del año, ropa recomendable, información sobre los temidos midges, tabla de localizaciones con tiempos medios que se tarda en llegar de la misma desde que aparcamos el coche, etc.

La verdad es que la guía me ha dado una buena impresión y creo que se puede recomendar a cualquiera que quiera visitar la zona por primera vez sin conocer mucho de la misma.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies