arena

Sin que se entere mi amigo Manel, que después me dice que el que trae mala suerte con el tiempo soy yo. Hace ya un par de años me acerqué hasta la Costa Quebrada en Cantabria. La idea era fotografiar su caprichosa costa que nunca me deja de maravillar.

Esta tarde en concreto decidí quedarme en la playa de Valdearenas. Un gran arenal muy solicitado por surfistas, donde las olas abiertas del Cantábrico caen con toda su fuerza.

Aunque al principio aún tenía algo de esperanza de la puesta de sol me permitiese ver algún color en el cielo, poco a poco me di cuenta de lo que yo confiaba como una ligera capa de nubes en el horizonte era más gorda de lo que parecía. De todas formas este ambiente frío de atardecer me estaba gustando y decidí intentar plasmarlo en mis fotos.

Poco a poco caminando hacia el final de la playa me encontré con otro fotógrafo. Estaba a la derecha de las piedras estas de primer plano. Como usar un angular me iba a salir en mi foto, decidí montar el 70–200 y comprimir un poco las cosas. Esto me ayudó a ver este encuadre que es una foto que personalmente me gusta mucho.

Atardecer en Costa Quebrada

Atardecer en Costa Quebrada [Canon 5D Mark II con Canon 70-200f4 IS L. Foto sacada a ISO100, f16 y 5 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2015.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Praia da Marinha

El pasado mes de diciembre 3 amigos estuvimos recorriendo la costa del Algarve como ya os había comentado en otra ocasión. En ese viaje una de las paradas que hicimos fue en la conocida Praia da Marinha. Una playa justo debajo de un acantilado que desaparece con marea alta.

Con marea alta llegamos, sabíamos que estaba bajando, pero aún así, el espacio donde no golpeaba el agua contra la pared del acantilado era escaso… y de vez en cuando, el mar cogía la cadencia suficiente para golpear mucho más arriba de lo que esperábamos.

Obviamente yo en estas circunstancias llevo botas de agua y, obviamente, en estas circunstancias me mojo siempre. El pantalón entre los bolsillos y las rodillas empapados. Por suerte las botas me quedan justas y hace que raramente me entre agua dentro de ellas. Siempre me digo que me las pongo para que después al ponerme el calzado seco que está en el coche, los calcetines al menos no estén mojados.

Por donde salía el sol estaba bastante nublado, pero por unos minutos, rompió lo suficiente para que las nubes tomasen estos preciosos colores

Praia da Marinha

Praia da Marinha [Sony A7 II con Canon 17-40f4 L. Foto sacada a ISO100, f13, 1 segundo de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies