devolución

Hoy en día cuando compramos un objetivo para nuestra cámara fotográfica, debido a la alta resolución que tienen los sensores, puede ser muy habitual que si un elemento óptico, una lente dentro del objetivo, esté mal centrada, un pelín inclinada, tengamos problemas de conseguir las esquinas siempre nítidas. Aquí os muestro como conseguí comprobar que esto pasaba a una lente que acaba de comprar. En concreto el Sony 24–70 GM.

Para vuestra información, compré el objetivo de nuevo, y la segunda copia que recibí está perfecta.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies