excursión

Tenía pendiente desde hace un par de meses narrar nuestras peripecias por el último condado que visitado en nuestro viaje a Irlanda, uno de los más famosos para los amantes del paisaje y la fotografía de naturaleza: Co Kerry.

Quedaban 3 días de viaje y nos volvimos a levantar por última vez al lado de los acantilados de Moher, intentando fotografiar de nuevo un amanecer en la zona. No hubo suerte, unas ligeras pinceladas de color y de vuelta la lluvia. Co Clare se despedía de nosotros como nos había recibido. Tocaba el momento de empezar nuestro camino a la península de Dingle, en el condado de Kerry.

Anochece en Dingle

Anochece en Dingle [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Toma sacada a IS0100, f13 y 0,3 seg. Trípode
y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2014.

Después de dejar las cosas en el hotel nos vamos a explorar la zona de Dunquin Pier, la idea era fotografiar ahí la puesta de sol. Como siempre nos liamos y nos lleva la exploración más tiempo del necesario, así que corriendo de vuelta para cenar en el primer restaurante que nos encontremos.

De regreso a Dunquin Pier tomamos varias fotos por el camino, apartándonos a un lado cada vez que pasaba un coche por la estrecha carretera. Durante la puesta de sol comienza el estrés, la foto inicial con el Dunquin Pier no me convence cuando el espectáculo de luces comienza, así que toca moverme por la zona, cada vez más atraído hacia las dos islas que se veían al fondo: Great Blasket y Irishtooskert (entre otras).

Fotografiando en Dunquin Pier

Fotografiando en Dunquin Pier. © Manel Galera Medina 2014.

Al día siguiente ya nos marcharíamos de la zona. La lluvia de nuevo nos estropearía el amanecer y como de esta vez sí que teníamos tiempo, exploramos un poco más la zona de Dingle para guardar en la mente posibles localizaciones en el futuro, después de todo, por una vez en este viaje, nos sobraba el tiempo.

Lluvioso día en Killorglin

Lluvioso día en Killorglin [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Toma sacada a IS0100, f13 y 1/125 seg. Trípode
y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2014.

Llegaríamos al mediodía a Killarglin, el pueblo donde habíamos reservado nuestro último bed & breakfast del viaje. Comemos por la zona y ponemos camino a Killarney, el pueblo más importante de lo que se conoce como el anillo de Kerry, una de las carreteras que cada esquina esconde una joya para la gente que le guste la naturaleza.

Últimas horas de luz en el Castillo de Ross

Últimas horas de luz en el Castillo de Ross [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Toma sacada a IS0100, f13 y 0,5 seg. Trípode
y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2014.

Nuestra entrada en Killarney no fue muy exitosa. Un grandioso atasco nos esperaba. Parecía que si la mitad de Irlanda estuviese ahí de vacaciones. Con un poco de paciencia conseguimos cruzar el pueblo y ponernos a explorar los alrededores del lago Leane. Como siempre, y en la dinámica ya curtida durante el viaje, estábamos oteando posibles localizaciones para fotografiar el amanecer al día siguiente.

Antes de cenar nos dirigimos al castillo de Ross, zona donde planeábamos hacer la puesta de sol y queríamos ver antes de cenar, para tener una idea de lo que nos podíamos esperar. Con la experiencia del atasco anterior, decidimos dejar el coche a la entrada del pueblo y acercarnos caminando hasta algún sitio a cenar. No queríamos volver a experimentar el atasco de hace unas horas.

El sol se esconde en el lago

El sol se esconde en el lago [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Toma sacada a IS0100, f13 y 0,3 seg. Trípode
y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2014.

Después de cenar llego el momento de fotografiar la puesta de sol. Una vez llegamos al lago y pudimos ver como estaban las cosas parecía que la puesta de sol podría prometer mucho. Curiosamente de esta vez no hubo muchas peleas por la localización, cada uno de nosotros se fue a una esquina diferente.

Tuvimos 3 momentos claramente diferenciados durante esta puesta de sol. De entrada, posicionado para pillar la fotografía de los últimos rayos naranjas del sol golpeando el castillo. Pensaba que eso no iba a ocurrir, dado que el tiempo pasaba y el castillo seguí bajo la sombra de las nubes, pero cuando rompió, aquello se convirtió en un naranja increíblemente saturado que ilumino completamente el viejo castillo medieval.

Estelas de Luz

Estelas de luz [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Toma sacada a IS0100, f13 y 0,6 seg. Trípode
y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2014.

Justo después de fotografiar el castillo, corriendo a otro lado del lago a empezar a fotografiar el espectáculo de luces de la puesta de sol y las nubes que había alrededor. Irlanda parecía que se quería despedir de nosotros por todo lo alto. Mientras unos recogían sus barcas de remos después de una jornada deportiva por el lago, nosotros fotografíabamos como locos los últimos rayos de sol.

Cascada de Torc

Cascada de Torc [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Toma sacada a IS0100, f13 y 1,3 seg. Trípode
y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2014.

Cuando la hora azul se hizo presente, tocó volver a mirar al castillo, ahora con las nubes azules de fondo y este iluminado artificialmente. Realmente esta era la única foto que tenía en mente cuando llegué ahí. Después de la sesión es probablemente la foto menos interesante de todas las que hice.

Al día siguiente el amanecer sería de lo más soso y realmente ni me he molestado a trabajar ninguna de las fotos que hice en esa sesión. Después, durante el día, nos dedicamos a recorrer diferente localizaciones del anillo de Kerry, evitando los momentos de intensa lluvia. La verdad es que es una zona que uno puede perderse simplemente haciendo fotos.

El atardecer no depararía mucho y al día siguiente tocó levantarse para ir a coger el avión a Dublin. Nuestro periplo irlandés había terminado… habrá que volver en el futuro.

A principios de este mes de Junio tuve que irme 4 días de trabajo hasta Edimburgo, obviamente esto presentaba oportunidades fotográficas interesantes que había que estudiar con detenimiento. Al principio la idea era llevar todo el equipo y quedarse ahí durante el fin de semana. Viendo que las distancias en Escocia son más grandes de lo que pensaba, el plan inicial se incrementó en unos días, y al final lo que iba a ser simplemente un fin de semana largo acabó convirtiéndose en 9 días por unos paisajes increíbles a los que creo que mi fotografías no han conseguido hacer la justicia que merecen.

Después de planificar un poco el itenerario, buscar información por foros fotográficos, guías turísticas, libros y demás, decidí concentrar mi viaje en 3 zonas concretas: Ullapool (en concreto la zona que está al norte de este pueblo conocida como Inverpolly), la Isla de Skye y Glencoe. La idea era no tener que pasarme muchos días simplemente desplazándose del punto A al punto B sin mucha oportunidad de explorar una zona con calma, con mayor o menor éxito para aprovecharla al máxima fotográficamente.

El día no había empezado mal, el taxi que me llevó a mi última reunión de trabajo me encontré con un taxista la mar de majo que se me puso a contar detalle a detalle la historia de todas las personas famosas que había dado la lugar de Edimburgo. Mi objetivo después era recoger el coche de alquiler y desplazarme hasta Loch Tay. Era simplemente un lugar de paso, un sitio donde pasar una noche de camino al primer destino de verdad, Ullapool. Problemas de haber salido tarde de Edimburgo

viejo embarcadero en Loch Tay

Viejo embarcadero en Loch Tay. [Canon 5D Mark II con Canon 70-200L f4 IS. Toma sacada a f13 con un tiempo de exposición de 2,5 segundos a ISO100. En la toma de la foto fue empleado disparador remoto y trípode].

Fotográficamente hablando la puesta de sol que tenía programada pintaba que iba a ser bastante sosa. Las nubes no cogieron color en ningún momento, pero al menos un embarcadero derruido me dio un poco de juego. De todas formas esto ya me dio la oportunidad de aclimatarme a la forma de vida de las Highlands escocesas. Todos esos pueblos que aparecían en los mapas de carretera no eran más, en su mayoría, que pequeñas agrupaciones de casas donde la existencia de tiendas o supermercados, cajeros, o bares/pubs/restaurantes era anecdótica. Estaba claro que habría que parar en el primer super que me encontrase, llenar el coche de raciones, y usarlas para cenar en los lugares donde planéase cena… digo fotografiar la puesta de sol.

Anochece en Loch Tay

Anochece en Loch Tay. [Canon 5D Mark II con Canon 17-40L f4. Toma sacada a f13 con un tiempo de exposición de 2 segundos a ISO100. En la toma de la foto fue empleado disparador remoto y trípode].

Esto es el comienzo del viaje, a partir de aquí me esperaban otros 8 días y medio. A cada uno le dedicaré una breve entrada en el blog, algunos con más o menos imágenes según el éxito fotográfico que tuviese ese día. Tuve un poco de todo, desde puestas de sol espectaculares hasta intensos días de lluvia. Aunque según me han dicho, eso es un tiempo genial por la zona.

El irse a vivir a un nuevo sitio tiene sus ventajas y desventajas. La ventaja es que me da acceso a nuevas zonas para fotografiar que viviendo en la otra esquina de la península probablemente nunca fuese a fotografiarlas, la desventaja es que hay que averiguar donde están. Obviamente un sitio como el Parque Natural del Montseny llama la atención a cualquiera, pero hay que confesar que me tomé la libertad de usar como referencia las fotos de Sergi Monsegur para encontrar más fácilmente los lugares.

Mi primera parada por la zona me llevó hasta en embalse en Santa Fé del Montseny (41.768367, 2.470744), como la luz en ese momento no era la idónea, simplemente estuve observando un poco la zona para ver desde donde podría tomar fotos. Mi siguiente paso fue ir a visitar el Turó de l’Home (41.773568, 2.438310), pero el hielo y nieve en los últimos tramos de la carretera me aconsejaron que era mejor dejarlo para otro día.

Regresé de vuelta al estanque, y empecé a ver que la luz había mejorado bastante, el cielo estaba bastante despejado y la cosa prometía. Mientras comía un poco una serie de nubes empezaron a entrar y llegó el momento de preocuparse un poco. Decidí que era un buen momento para hacer una pequeña foto, más que nada por precaución, dado que según se acercase la puesta de sol esperaba que la luz mejorase más. Esa foto “de seguridad” resultó ser la mejor foto de todo el día.

Santa Fé del Montseny

Santa Fé del Montseny. © David García Pérez 2011.

Poco a poco me empezó a quedar claro que no iba a ver mucha puesta de sol, todo se estaba cubriendo demasiado, pero aun así, con la luz suave que introducía las nubes, decidí hacer otra foto, pocos minutos después de la primera, mientras las nubes todavía tenían textura en ellas como para resultar algo interesantes, obteniendo el siguiente resultado:

Santa Fé del Montseny

Santa Fé del Montseny. © David García Pérez 2011.

Aún quedaba una hora y pico para la puesta de sol, y yo aún mantenía la esperanza de que para aquella el cielo volviese abrir un poco y yo pudiese hacer una foto en el estanque con colores interesantes en las nubes. Para matar el tiempo, empecé a subir el río por un sendero que estaba bastante lleno de gente, siguiendo los diferentes senderos que había por la zona.

Mientras subía el cauce del río, a parte de sacar alguna foto para usarla en los tutoriales de este blog, la única foto que realmente merece un mínimo la pena fue la siguiente.

Santa Fé del Montseny

Santa Fé del Montseny. © David García Pérez 2011.

Ya quedaba poco para el anochecer, así que empecé a desandar lo andado y de camino de vuelta para el estanque. Mi puesta de sol estaba claro que no iba a pasar, a la hora que tenía que ponerse este, lo único que paso es que entró directamente la hora azul, con unas nubes sosas sin textura ninguna.

Santa Fé del Montseny

Santa Fé del Montseny. © David García Pérez 2011.

Después de esta foto, con la noche cada vez más cerca y una ligera llovizna que empezaba caer, estaba claro que ya era mi momento de regresar a casa.

Algunas veces te preguntas si uno hace caso a los propios consejos que da a la gente a la hora de ir hacer fotografía de naturaleza. Obviamente mi primera escapada a familiarizarme con el Parque Natural del Cadí-Moixeró fue una de esas ocasiones en las que debería haber seguido mis propios consejos. Además un consejo tan básico como el de mirar la predicción del tiempo.

Mira que llovió ese día, después de llevar 3 meses viviendo en Barcelona, donde los pocos días que llovió siempre escampó por un periodo largo, en este, eso no ocurrió. Llovía cuando salí de casa, caían chuzos cuando paré a comer, y llovía con ganas cuando regresé. Pero bueno, yo soy uno de esos que dice que los días de tiempo malos se pueden hacer grandes fotografías, siempre y cuando no hagas como yo y te olvides algo tan básico como una capa de aguas.

Mi idea era ir a visitar diversos puntos que comentan en este artículo: Una mirada al Parc Natural del Cadí-Moixeró, pero una visita profunda a esos sitios tendrá que esperar a mejores ocasiones.

Mientras comía dentro del coche, decidí que era mejor salir a intentar sacar alguna fotillo, el tiempo suficiente mientras mi chaquetón se empapaba hasta un extremo aceptable. La primera foto que hice cometí un error básico, todo lo que encuadré está muy lejos, lo cual, con la capa de lluvia que había por medio, hace que quede así de poco definido las cosas.

Cadí. © 2011 David García Pérez

Ningún problema, segundo intento, de esta vez encuadrando unos pinos que estaban justo debajo del mirador donde me encontraba.

Cadí. © 2011 David García Pérez

El resto del día no hice casi ninguna foto más interesante, simplemente me estuve moviendo de un lado a otro con la esperanza de que en algún momento el cielo se abriese creando esas situaciones de luz extrema que dan lugar a fotos impresionantes. No hubo suerte, lo único que pude hacer es jugar con el techo transparente del coche que estaba usando en esta pequeña escapada.

Cadí. © 2011 David García Pérez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies