gpu

Una de las características que usa Adobe para vender su nueva versión de Lightroom es la mejora de rendimiento para algunas tareas. Parte de esta mejora, en teoría, es debido al uso delegar algunas de las tareas que tiene que realizar Lightroom a la tarjeta gráfica de nuestro ordenador en vez de al procesador.

Hora azul en Costa Brava

Hora azul en Costa Brava [Canon 5D Mark II con Canon 70–200f4L IS. Toma sacada a IS0100, f13 y 13 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2015.

Para los que no seáis muy técnicos, desde hace ya algunos años, las tarjetas gráficas ó GPUs (de su acrónimo en inglés: Graphical Processor Unit) se han vuelto en procesadores increíblemente eficientes para procesar gran cantidad de datos en paralelo, lo cual las beneficia para procesar gráficos 3D para animaciones o vídeo juegos. Esta habilidad ha hecho que mucha gente las empezase a usar para otras cosas que mostrar bonitos gráficos en nuestra pantalla. Por ejemplo, es muy habitual en programas de edición de vídeo recurrir a la/s tarjeta/s gráficas instalada/s en el sistema para aliviar al procesador central del mismo. Antes de emocionarnos, indicar que no son una solución universal, aceleran ciertos tipos de tareas, emplearlas para muchas de las tareas típicas que hace un ordenar, haría que nuestro sistema fuese más lento.

El beneficio de las tarjetas gráficas para procesamiento de imágenes es bastante más limitado que para vídeo. Algunos reveladores RAW ya llevan meses o algún año soportando el uso de dichos dispositivos a la hora de revelar nuestros RAW, pero Adobe pareció que se tomó su tiempo. Hasta esta nueva versión de Lightroom 6/CC. ¿El motivo? Según las palabras de Eric Chan, ingeniero de Adobe que trabaja en Lightroom, en el foro oficial de Adobe: los monitores de alta resolución que cada vez son más populares.

Mr. Chan da una explicación que convencerá a más de uno. En un típico monitor de 24“ de toda la vida, la pantalla tiene una resolución 2 megapíxeles, en un monitor de un MacBook Pro 15” retina, la pantalla tiene una resolución de 5 megapíxeles, en un monitor 4k, la pantalla tiene una resolución de 8 megapíxeles, en los últimos monitores de 5k, la pantalla tiene una resolución de 16 megapíxeles. Si tenemos en cuenta que cada vez que ajustamos uno de los controles de revelado Lightroom tiene que calcular dicho efecto en la imagen mostrada en pantalla, se entenderá que cuanta mayor sea la resolución de la misma, más le costará, computancionalmente hablando, a Lightroom mostrar dichos cambios. Por ejemplo, Chan comenta que en una pantalla 4k, sin aceleración de tarjeta gráfica, ajustar el balance de blancos, Lightroom es capaz de mostrarnos dicho efecto a 5 frames por segundo. Sin embargo, si activamos la aceleración de tarjeta gráfica (en el caso que comenta, una de última generación), Lightroom es capaz de mostrarnos el efecto de cambiar el balance de blancos a 60 frames por segundo.

Pero antes de que descorchéis el champán, indicar que el efecto que veáis sea limitado (en mi caso hasta perjudicial, más adelante explico por qué). De entrada dicha aceleración solamente afecta al módulo de Revelado, todos los demás módulos ignorarán la tarjeta gráfica que tengamos instalada en nuestro sistema. Y dentro del módulo de revelado, casi todos los controles se benefician de esto, con algunas excepciones como la corrección de manchas o el pincel de ajuste locales. Como indica Chan, esto solamente es el principio de las tarjetas gráficas en Lightroom. Según indica, cambiar cada uno de los módulos internos de procesamiento de Lightroom para que puedan usar aceleración gráfica no es una tarea fácil y ha llevado bastante tiempo, sin embargo, poco a poco irán dando soporte a otras de las funcionalidades de Lightroom, es solamente cuestión de tiempo.

A parte de esto, sin usáis, como yo, un monitor que no es de alta resolución (retina, 4k, 5k,…) no vais a ver mucho beneficio de esto. Al mismo tiempo si vuestra tarjeta gráfica no es una tarjeta de última generación adquirida en los últimos 2 o 3 años y que tenga como mínimo 1 GB de RAM (recomendados 2GB), tampoco vais a ver mucho. Es más, si es como mi caso, he notado Lightroom bastante inestable con esta opción activada y opté por desactivarla.

Para activar o desactivar esta opción, en las preferencias de Lightroom, tenéis una nueva pestaña denominada “Rendimiento” donde podéis activar o desactivar dicha opción:

Activando la aceleración por tarjeta gráfica / GPU en Lightroom

Por último, en cuanto aspectos negativos, cómo indiqué al principio del artículo, hay tareas para lo cual no es beneficioso el procesamiento con una tarjeta gráfica. En le caso de Lightroom, Chan indica que por ejemplo, cambiar a visualización 1:1 puede ir más lento si tenemos esta opción de tarjeta gráfica activada (hay que tener en cuenta que para realizar dicha actividad, el procesador del sistema tiene que copiar la imagen a la tarjeta gráfica, lo cual añade un paso extra. El efecto de este paso extra se minimiza mucho cuanto más nuevo sea nuestro sistema). También comenta que tareas como descomprimir un fichero RAW antes de revelarlo, por su naturaleza secuencial, es más perjudicial hacerlas en la GPU que en el procesador del sistema.

Como ya indiqué, en mi antiguo equipo de hace 5 años, esta nueva funcionalidad de Lightroom me hace más daño (se me ha cerrado Lightroom en el módulo de revelado) que beneficio. Mi tarjeta gráfica es bastante antigua con solamente 256 MB de memoria RAM, lejos del gigabyte mínimo que comenta Eric Chan.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Como ya se esperaba prácticamente desde este fin de semana, hoy Adobe ha lanzado el Adobe Photoshop Lightroom 6 ó CC (el nombre cambia si lo compras a través de subscripción en sus ofertas de Creative Cloud o la típica licencia de software de toda la vida, la versión CC te da acceso a las funcionalidades de Lightroom Mobile). Hay un montón de páginas web que te listarán las nuevas funcionalidades, pero veamos las que considero que me van a resultar más interesantes, y las que ni fu ni fa.

Empezando por las más aburridas para mí está el reconocimiento de caras. El 99% de mis fotos son de paisaje, así que lo de reconocimiento automático de caras y el etiquetado, también automático de las mismas, no me interesa mucho, o mejor dicho, no me va ahorra mucho trabajo. Aunque entiendo que para otra gente, que hace principalmente otro tipo de fotográfica respecto a la que yo hago, puede que sea la funcionalidad de gran utilidad.

También ignoraré las opciones de Lightroom Mobile, la verdad es que nunca he jugado con él, realmente es algo que tendría que mirarlo algún día con calma.

HDR, quitando a parte los rumores de los últimos meses, simplemente mirando la funcionalidad en Lightroom 5, HDR puede que sea una de las cosas que más fácilmente se podía averiguar que llegaría. Lightroom 5 ya tenía la posibilidad de hacer tone mapping de imágenes tiff de 32 bits generadas a través del plugin de HDR de Photoshop, sencillamente no era una de sus funcionalidades más conocidas. En esta versión parece que han llevado un paso más adelante dicho plugin y lo integraron en Lightroom. También hay que decir que el plugin de Photoshop no era muy popular en los adeptos de esta técnica, tanto en los que buscaban resultados realistas como los que iban detrás del “HDR look”, que personalmente no me gusta mucho. Habrá que ver si esta nueva evolución por parte de Adoba mejora las cosas.

Panorámicas, sin duda la funcionalidad que más me gusta de todas las que incorpora Lightroom 6/CC. De nuevo tiene pinta de que es el mismo plugin que existía en Photoshop portado a Lightroom y con una nueva vuelta de tuerca. Esta funcionalidad era sin duda lo que más me hacía ir a Photoshop, poder hacerlo ahora desde una única aplicación desde luego me resulta muy atractivo.

E incluso más interesante, leyendo el blog de Richard Curtis, parece que existe la posibilidad de crear fotografías panorámicas de imágenes HDR. No es que sea algo que no se pudiese hacer antes, sencillamente que el flujo de trabajo era un auténtico coñazo. Tengo que evaluar si esta solución presentada por Adobe resulta más sencilla.

Uno de los problemas típicos cuando usamos filtros degradados es que en el caso de que la línea de horizonte presente formas irregulares como montañas, edificios, árboles, etc… muchas veces se nota demasiado el efecto del filtro en esas zonas. En esta nueva versión podremos borrar con un pincel el efecto del filtro en esas zonas. Tendré que mirar esto con cuidado, dependerá mucho de lo capaz que sea Lightroom de crear una buena máscara en dichas zonas.

Para ir terminado, y quizás tal vez lo más importante, Adobe promete fuertes incrementos en la velocidad de procesado de nuestras fotos. Supongo que por un lado habrán mejorado el soporte multinúcleo de los procesadores actúales, pero por otro lado también dicen que hacen uso de la tarjeta gráfica para ayudar a las tareas de procesado. Es curioso, tengo el recuerdo de haber leído hace tiempo que para una simple imagen RAW, las ventajas que daría una GPU durante el proceso de revelado no serían muy relevantes, como pasa en el mundo del vídeo. Parece que la persona que dijo eso estaba equivocada, Adobe realmente promete grandes mejoras en este aspecto. Tengo dudas que lo note mucho en mi ya listo para jubilarse iMac, aunque más adelante a lo largo del año cuando lo actualicé tal vez me beneficie bastante de esto.

Por último, antes de marchar, este artículo de Computer Darkroom, es lo mejor que me he encontrado hasta el momento sobre todas las nuevas funcionalidades de Lightroom 6/CC.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies