Tossa de Mar

Ya nos alejamos del solsticio de invierno. Ya hay que empezar a madrugar para ir hacer las fotos. El cambio de hora de este mes de marzo ayuda algo a gente como nosotros, que nos levantamos para ir hacer el amanecer, pero poco será la ayuda. Si os fijáis en la hora a que amanece cada día, veréis como el sol hasta junio aparecerá por el horizonte muchos minutos antes que el día anterior. Llega la época de dormir poco entre la foto de la puesta de sol y la del amanecer.

La predicción del tiempo no pintaba bien, pero suele ser en estas ocasiones cuando puede que la suerte nos acompañe y el cielo rompa y tengamos unas luces espectaculares… no fue esta ocasión.

Amanecer amaneció, pero hasta casi un par de horas después no empezamos a intuir por donde andaba el señor Lorenzo. Aún así, ya que estábamos allí, algo había que fotografiar, esta fue una de las composiciones que encontré, que junto una larga exposición para que las nubes saliesen en movimiento dió lugar al resultado.

Nubloso amanecer en la Mar Menuda

Nubloso amanecer en la Mar Menuda [Sony A7r II (Amazon, eBay) con Sony 24-70 2.8 GM (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f11, 25 segundos de tiempo de exposición.] © David García Pérez 2018.

Amanece en la Mar Menuda

Muchas veces escuchas que autoimponernos limitaciones te ayudan a conseguir mejores fotos. La más típica suele ser la de limitarte a emplear un único objetivo. Tal vez este sea el resultado de esta foto.

Mi idea no era autolimitarme, básicamente estaba lloviendo con algo de viento y me estaba cansando de limpiar gotas de mi Canon 17–40L, así que decidí cambiar a mi Canon 70–200f4L, su parasol me daba mayor protección contra gotas en el elemento frontal de objetivo. Esto da esta composición tan cerrada sobre el pino más famoso de toda la Costa Brava.

Amanece en la Mar Menuda

Amanece en la Mar Menuda [Sony A7 II con Canon 70-200f4 IS L. Foto sacada a ISO100, f11, 13 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

La foto en sí fue tomada el sábado antes de que cambiase la hora el mes pasado. Dado que no dormíamos por la zona, esto significó levantarme a las 4 menos diez. Esta foto junto con otra que tengo, han hecho que el madrugón mereciese la pena.

La foto está hecha justo antes de que amaneciese, esto permitió que sin usar filtros, la exposición fuese lo suficientemente larga como para hacer que el agua fuese una niebla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies