pardina del señor

Ya lo he comentado por aquí anteriormente, pero este año la sequía nos ha dejado uno de los otoños más feos fotográficamente hablando. Los árboles no están para historias, están estresados y simplemente cambian la hoja de verde a seco y esperan que el año que viene la cosa vaya mejor. Eso también deseo yo.

Esto no quitó que intentásemos acercarnos a una de las zonas más famosas en Otoño, Ordesa y, en concreto, pasarnos por la siempre interesante Pardina del Señor. Mientras dábamos vueltas por este monte, las luces del atardecer creaban sombras interesantes.

Atardecer en la Pardina del Señor

Atardecer en la Pardina del Señor[Sony A7 II (Amazon, eBay) con Canon 70-200 f4 IS L (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f8, 1/200 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

El pasado puente del 1 de noviembre estuve con unos amigos dando vueltas por el maravilloso parque natural de Ordesa – Monte Perdido, un paraíso natural que si no habéis visitado, no sé a que estáis esperando.

El tercer día de ese viaje lo dedicamos a buscar oportunidades fotográficas alrededor de la Pardina del Señor y Añisclo. Era un día sin una nube en el cielo, lo cual no suele ser precisamente las mejores condiciones para fotografiar bosque, aun así nos íbamos entreteniendo en cada esquina que nos parábamos.

Ya era por la tarde y había que tomar una decisión… continuar bajando la carretera hacia Sarvisé, donde íbamos parando a cada curva haciendo fotografías a las laderas iluminadas por las últimas horas de sol o regresar corriendo a una posible foto de atardecer del Monte Perdido.

La decisión final fue sacrificar la puesta de sol. Esas laderas daban mucho juego y en cada sitio que parábamos teníamos la sensación de conseguir mejores fotos que en el anterior, hasta que todo quedó en sombra. Después de continuar haciendo alguna foto a grupos de árboles con mezcla de colores interesantes, metemos todo en el maletero y volvemos camino a Broto, el pueblo donde estábamos durmiendo.

Pero el día aun nos tenía preparada una sorpresa, casi llegando a Sarvisé, mi compañero de aventuras me dice que pare y de la vuelta. A riesgo de recibir una buena colleja obedezco y aparco al lado de la entrada de un camino agrícola. Corriendo sacamos de nuevo las cosas del maletero y desde la propia carretera, mirando que no bajase ningún coche muy deprisa, empezamos a fotografiar estas montañas con las últimas luces del día, las cuales no tenemos muy claro como se llaman, pero desde luego estaban al lado, o tal vez en el mismo, parque natural de Ordesa.

Bonita despedida para un buen día

Bonita despedida para un buen día [Sony A7 II con Canon 70-200f4 IS L. Foto sacada a ISO100, f11 y 0,4 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2016.

Ya cuando hice la fotografía sabía que iba a tener que recortarla. No había tiempo a buscar una mejor localización dado que las luces duraron unos breves minutos, así que los árboles que teníamos en primer plano iban a tener que desaparecer de una forma o otra. El resultado panorámico tengo que decir que me gusta mucho. La foto fue siemplemente editada en Adobe Lightroom.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies