Voy a parecer un disco rayado de tanto mencionar libros de David duChemin en este blog. Pero que le vamos hacer, si cuando sea mayor consigo hablar la mitad de bien que él sobre fotografía creo que podré morir tranquilo. En esta ocasión me centro en su último libro, publicado hace escasas semanas: Making the Image.

En Making the Image el autor asume que que el lector ya domina los temas técnicos de la fotografía, conoce su cámara, y que sus fotografías son casi siempre técnicamente perfectas, pero le falta algo, no consigue crear fotografías que podamos denomina “buenas”. Como decía Ansel Adams: “no hay nada peor que una fotografía nítida de un concepto dudoso”.

David duChemin en este libro nos lleva a través de unas 35 preguntas, preguntas que el mismo se hace durante el proceso de hacer fotografías, preguntas que le ayudan a que sus composiciones sean mejores, a conseguir transmitir lo que ve o siente en ese momento. Algunas de estas preguntas las podemos aplicar cuando hacemos la foto, otras también son válidas cuando revelamos dicha foto en nuestro ordenador.

Preguntas tan sencillas como “¿es esta la fotografía que quiero hacer? ¿Por qué?” ó “¿Hay patrones?”. Junto con cada pregunta el autor nos pone un ejemplo ilustrativo y nos explica como a él esas preguntas le ayudaron a escoger dicha composición.

Si uno está esperando en este libro la típica colección de reglas de composición que se olvide. Aquí no las va encontrar. Aquí solamente hay preguntas que ayudan a buscar los elementos básicos de una imagen, a simplificarla, y gracias a ello, transmitir un mensaje más relevante. Preguntas que nos ayudan a cuando vemos una escena y intuimos que ahí puede haber una fotografía, a ir buscándola poco a poco, muy probablemente con fotografías intermedias que nos lleven a la fotografía final.

El libro viene acompañado de un vídeo de 50 minutos donde David duChemin nos lleva a través de 3 fotografías suyas y todas las “miles” anteriores que llegó a sacar hasta que consiguió lo que buscaba, una fotografía que contase lo que realmente él estaba viendo en ese sitio (y aquí es lo importante, él, la fotografía realmente tiene que motivar primero al fotógrafo, sino, es difícil transmitir algo interesante).

A parte, junto con el libro se acompaña un pequeño PDF con todas las preguntas, ideal para poner en el móvil y ir mirándolo de vez en cuando antes de cada sesión fotográfica que hagamos. El autor no espera que nos aprendamos dichas preguntas de memoria, espera que poco a poco, las vayamos aplicando, y al igual que la técnica, que en algún momento se conviertan en algo tan automático que no nos demos cuenta de que estamos haciéndonos dichas preguntas cuando seleccionamos nuestras composiciones (aunque también David duChemin indica que son válidas para esos momentos que nos quedamos atascados y no sabemos que fotografiar).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Categorías: Libros

{ 0 comments }

Continúo mi periplo de artículos sobre las distintas vistas que nos ofrece el módulo de Biblioteca de Lightroom, donde ahora nos toca hablar de la vista de Comparar. Comparar, como su propio nombre indica, nos valdrá para comparar un conjunto de imágenes a distintos niveles de zoom de forma cómoda y así poder tomar la decisión de cual de todas las imágenes de una serie es la que más nos gusta para empezar a revelar.

Anochece en la Cala de la Roca del Paller.

Anochece en la Cala de la Roca del Paller [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Tomas sacadas a IS0100, f11 y 1/8 de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2015.

Personalmente, en temas de fotografía de paisaje, siempre hago varias fotos de la misma toma. Por un lado por seguridad, por otro lado por si la luz va cambiando o tal vez mientras voy ajustando el histograma. Pero si realmente hay una ocasión con la que termino con muchas fotos de la misma composición es cuando estoy fotografiando mar. El movimiento del mar es cambiante y siempre termino haciendo varias fotos hasta que creo que he capturado el movimiento del mismo como a mí me gusta. Aquí es cuando la vista de Comparar me ayudará a seleccionar al mejor de ellas (la vista de encuesta también es útil para esto, pero eso será otro artículo).

Lo primero que hago, en la vista de Cuadrícula del módulo de Biblioteca, es seleccionar una serie de imágenes de la misma toma, en este momento ya puede que descarte algunas de las mismas:

Seleccionando imágenes en el módulo cuadrícula de Lightroom

Antes de continuar con la explicación una pequeña aclaración. En la imagen anterior podéis observar que hay una imagen con su borde gris de selección que destaca sobre el resto. Esta imagen está más seleccionada, habitualmente es la primera con las que empezamos haciendo la selección. Para cambiar la imagen más seleccionada, necesitamos pinchar en la vista Cuadrícula sobre otra de las imágenes seleccionadas, esta pasará a tener el borde gris más claro (no pinchar sobre el borde gris, eso deselecciona la imagen).

Ahora si pulsamos la tecla C entraremos en la vista de Comparar, en ese momento nos mostrará a la izquierda la imagen “Seleccionar” (la traducción de Lightroom no es perfecta aquí) y a la derecha la imagen “Candidato”. La imagen “Seleccionar” será la que cuando seleccionamos antes la imagen en la vista Cuadrícula estaba más seleccionada:

Imágenes listas para ser comparadas.

Si os fijáis, en la imagen anterior, abajo tenemos la barra de herramientas con varios iconos (si en vuestro Lightroom no la veis, pulsar la tecla T):

Barra de herramientas de la vista de Comparar.

Del lado izquierdo tenemos 3 controles que nos permitirán que nos permitirán controlar como vemos las imágenes cuando hacemos zoom:

1- Este candado nos bloqueará ambas imágenes, si hacemos zoom en una se hará zoom en la otra y si movemos una se moverá la otra. Ojo, si lo desactivamos, y movemos una imagen la otra no se moverá, si volvemos a activar el candado, cuando movamos una se moverá igual cantidad la otra, pero no tienen que mostrar los mismo. Si queremos que muestren lo mismo tenemos que pulsar el botón 3, el de sincronizar.

2- Nos deja seleccionar el nivel de zoom con el que vemos las imágenes.

3- Sincroniza la vista entra ambas imágenes. Por defecto selecciona la vista actual de la imagen “Seleccionar” y copia posición y zoom de esa con la de “Candidato”.

Al lado derecho tenemos 4 botones que nos permitirán ir navegando entre las imágenes candidato y intercambiarlas con la seleccionada. De uno en uno:

4- Este botón hace que la imagen “Candidato” se convierta en “Seleccionar” y la “Seleccionar” en “Candidato”.

5- Este botón nos deja convertir la imagen de la derecha en “Seleccionar” y automáticamente nos muestra la siguiente imagen de las que seleccionamos en la vista Cuadrícula.

6- Hace que podemos cambiar la imagen “Candidato” para comparar la siguiente de las imágenes seleccionadas con la actual imagen “Seleccionar” (creo que no lo podía haber escrito más complicado).

7- Si pulsamos el botón “Hecho” sencillamente sala de la vista de Comparar y nos muestra la imagen “Seleccionar” en la vista de Lupa de Lightroom.

Lo que hago de vez en cuando, es una vez vuelto a la vista de Cuadrícula apilo todas las imágenes seleccionadas, de esta forma siempre se nos mostrará en la Cuadrícula únicamente la imagen “Seleccionar” (Lightroom siempre pone como imagen representativa de una pila la más seleccionada).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

La gente que imprima fotos desde ordenador sabrá que imprimir desde Adobe Lightroom es esa pequeña delicia en comparación como se tiene que hacer desde programas como Photoshop. En Lightroom somos capaces de hacer plantillas y una vez pasado por el doloroso proceso de ir ajustando los distintos parámetros de la impresora, Lightroom se acordará para siempre de esa configuración de impresión.

En este vídeo explico paso a paso como podemos configurar Lightroom para imprimir en nuestra impresora fotográfica, prestando especial atención para que los colores que veamos en pantalla sean los que salen por la impresora:

Este vídeo forma parte de mi pequeña serie sobre manejo de color en fotografía que empecé con: Calibrado de un Monitor con ColorMunki Photo, continué con Creand un perfil de cámara con ColorChecker y Adobe DNG Profile Generator y completé con Creando un perfil de impresión con ColorMunki Photo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

La realidad es que relativamente pocos fotógrafos se convertirán en maestros del medio. En vez de eso permiten que el medio sea maestros de ellos y se embarcan en una interminable búsqueda de una nueva lente a un nuevo papel a un nuevo revelador a un nuevo cacharro, nunca estando con una pieza de equipo el tiempo suficiente para aprender sus capacidades, perdiéndose e un laberinto de información técnica que es de poco o no uso dado que no saben que hacer con ella.

Edward Weston

Es curioso, uno siempre suele pensar que esta fiebre compradora de equipo fotográfico pensando que esa nueva lente, esa nueva cámara conseguirá que por fin hagamos buenas fotos (nunca he visto una cámara, buena o mala, hacer una buena foto) es algo reciente, del boom de la década pasada de la fotografía digital. Pero veo que en la primera mitad del siglo pasado también tenían ese problema.

Teleférico de Barcelona

Teleférico de Barcelona [Panasonic GF-1 con Panasonic 20mm f1.7. Toma sacada a IS0100, f8 y 1/80 seg]. © David García Pérez 2011.

Aunque no voy a negar que equipo nuevos nos pueden dar buenos beneficios, como mayor rango dinámico o mayor nitidez, o que yo no soy el primero que me emociono con los avances de la tecnología (antes de la fotografía tenía un pasado geek muy fuerte en mi educación, ahora se ha convertido en geek fotográfico), soy consciente que las limitaciones en mis fotografías ya hace tiempo que no viene por temas de técnica o equipo (esto incluso desde que empecé en la fotografía). Las limitaciones viene de mi mismo, una mejor cámara, lente, o nuevo proceso de revelado en Photoshop/Lightroom no van hacer que una foto mala mía deje de ser mala.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Sí hemos comprado una impresora fotográfica para imprimir nuestras fotos en casa y si usamos papeles diferentes de la marca que de impresora que tenemos nos encontraremos con la sorpresa de que no tendremos perfiles de color para los mismos. Muchos fabricantes de papel ofrecen perfiles de color para sus papeles para la mayoría de impresoras fotográficas que se venden hoy en día, pero aún así, siempre es posible conseguir más calidad si creamos el perfil nosotros mismos.

En el siguiente vídeo explico como creo un perfil de impresión para el papel Canson Platine Fiber Rag y la impresora Epson 3880, empleando el X-Rite ColorMunki Photo.

Es un proceso un pelín tedioso, más que nada por qué si dejamos secar bien el papel puede que tengamos que esperar un par de días para tener el perfil, pero los resultados merecen la pena.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

La verdad es que tengo un poco olvidados mis pequeños tutoriales sobre Lightroom. El último lo había publicado en abril sobre la información que se nos muestra en la vista de cuadrícula del módulo de biblioteca. La siguiente vista que tenemos ahí es la de Lupa sobre la que centraré este artículo. Esta vista es ideal para poder evaluar en grande nuestras imágenes, incluso ver su nitidez sin tener que cargar el módulo de revelado, lo cual implica cargar el RAW que es un proceso más lento (siempre y cuando creásemos las previsualizaciones 1:1 a la hora de importar las imágenes).

Anoitece nas Illas Sisargas

Anoitece nas Illas Sisargas [Canon 5D Mark II con Canon 70–200f4L IS. Toma sacada a IS0100, f11 y 20 seg. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2015.

Para entrar en la visualización de Lupa desde cualquier lugar de Lightroom sencillamente tenemos que pulsar la tecla E, esto nos mostrará la imagen seleccionada (o la más seleccionada, si tenéis varias imágenes seleccionadas en Lightroom, fijaros que una de ellas siempre tendrá un gris más brillante que las demás).

Lightroom, visualización del modo Lupa.

Lightroom, visualización del modo Lupa.

Navegador

En la columna izquierda tenemos el Navegador que interacciona directamente con el módulo Lupa. En el podemos escoger varias opciones de zoom: Encajar: Encajará la imagen seleccionada en el área disponible para mostrarla (el tamaño de este área dependerá del tamaño de nuestra pantalla y de las barras laterales que tengamos visibles); Rellenar: Ampliará la imagen para que ocupe todo el área disponible, aunque esto signifique que se tape parte de la imagen horizontalmente o verticalmente. Fijaros que en este caso, en la zona del Navegador se nos muestra un rectángulo blanco indicando que zona de la imagen es la que está visible, dicho rectángulo lo podemos mover como deseemos:

Lightroom, navegador en modo rellenar, como se observa se nos muestra un rectángulo que nos permite ver que región de la imagen se nos está mostrando.

Lightroom, navegador en modo rellenar, como se observa se nos muestra un rectángulo que nos permite ver que región de la imagen se nos está mostrando.

El siguiente modo de zoom es el 1:1, en este modo 1 pixel de la imagen se corresponde a un pixel en la pantalla. Dependiendo de la resolución y tamaño de pantalla y de la resolución de la imagen, veremos la imagen más grande o más pequeña, al igual que antes, el rectángulo blanco nos indica que zona de imagen estamos viendo:

Lightroom, navegador en modo lupa 1:1, como se observa se nos muestra un rectángulo que nos permite ver que región de la imagen se nos está mostrando.

Lightroom, navegador en modo lupa 1:1, como se observa se nos muestra un rectángulo que nos permite ver que región de la imagen se nos está mostrando.

Por último tenemos un selector de distintos tamaños de zoom:

Selector en el navegador de Lightroom de los distintos tamaños de zoom.

Selector en el navegador de Lightroom de los distintos tamaños de zoom.

La lectura es bastante fácil, el primer número indica los pixeles de la imagen mientras que el segundo número de la pantalla. Por ejemplo, una relación 1:4 indica que 4 pixeles de la imagen ocupan 1 pixel de la pantalla:

Modo Lupa de Lightroom con zoom 1:4.

Modo Lupa de Lightroom con zoom 1:4.

Sin embargo, si hacemos que la relación sea inversa, es decir 4:1, querrá decir que 1 pixel de la imagen ocupan 4 pixeles de la pantalla (por encima de 1:1 veremos que la imagen esta borrosa, no os preocupéis, eso es normal, estáis haciendo demasiado zoom. Aunque Lightroom ofrece zooms bastante elevados como 11:1, realmente modos como 2:1 ó 3:1 es lo máximo que suelo usar, habitualmente para evaluar ruido en la imagen o aberraciones cromáticas):

Modo Lupa de Lightroom con zoom 4:1

Modo Lupa de Lightroom con zoom 4:1.

Un pequeño atajo de teclado que os puede resultar útil es pulsar la tecla Z o la barra de espacio. Tanto en la vista de Lupa como en Revelar nos cambiará de “Encajar” o “Rellenar” a el último módulo de zoom que tengamos seleccionado o viceversa. Lightroom recuerda si la última vez estuvimos en “Encajar” o “Rellenar” y la última selección de zoom, cualquiera que fuese lo último que seleccionemos, Lightroom nos cambiará ahí. En el 90% de las ocasiones, en mi caso particular, esto significa cambiar de “Encajar” a zoom “1:1”, ideal para evaluar la composición de la imagen junto con su nitidez.

Información en el modo Lupa

Tanto cuando estamos en el modo Lupa del módulo de Biblioteca o en módulo de Revelar de Lightroom podemos acceder a diversa información de la imagen si pulsamos la telca I. Según vayamos pulsando la tecla I veremos dos textos diferentes de información o la ocultaremos totalmente:

Información de imagen en modo Lupa o Revelar - Primera información por defecto que muestra Lightroom.

Información de imagen en modo Lupa o Revelar – Primera información por defecto que muestra Lightroom.

Información de imagen en modo Lupa o Revelar - Segunda información por defecto que muestra Lightroom.

Información de imagen en modo Lupa o Revelar – Segunda información por defecto que muestra Lightroom.

Cada una de esas pantallas de información es configurable. Para ello, en el modo Lupa, si vamos al menú: VistaOpciones de Visualización o pulsamos Control+J en PC ó Comando+J en Mac, nos saldrá la siguiente ventana de configuración:

Configurando la información que se nos muestra en el modo Lupa de Lightroom si pulsamos la telca I.

Configurando la información que se nos muestra en el modo Lupa de Lightroom si pulsamos la telca I.

En cada una de las líneas, con mayor o menos tamaño, podremos mostrar cualquiera de estas opciones:

Opciones de información a mostrar en el módulo Lupa o Revelado

Opciones de información a mostrar en el módulo Lupa o Revelado

Superposición de Lupa

El modo de Lupa nos permite superponer una rejilla, unas reglas o una imagen, tal y como se muestra a continuación:

Distintas cosas que se pueden superponer en el modo Lupa

Distintas cosas que se pueden superponer en el modo Lupa

Personalmente no lo uso para nada, pero sencillamente lo menciono para completar del todo este artículo. Si vamos al menú VistaSuperposición de Lupa veremos las siguientes opciones:

Opciones para mostrar en el modo de superposición de Lupa

Opciones para mostrar en el modo de superposición de Lupa

Como dije antes podemos activar unas reglas, una rejilla o poner una imagen (la imagen recomiendo que sea PNG, así las partes transparentes de la misma dejarán ver la fotografía que tenemos detrás). Si pulsamos la tecla Control en PC ó Comando en Mac podremos cambiar la posición de las reglas, el tamaño de la cuadrícula o la transparencia o tamaño de la imagen que hemos colocado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Cuando empecé a disfrutar de este libro de Eugène Atget tenía una duda en mi mente, ¿haber estado en París solamente una vez en mi vida y básicamente ir del aeropuerto al lugar de trabajo para después volver al aeropuerto y solamente haber visto la Torre Eiffel a lo lejos me dejará apreciar correctamente el libro? La duda sigue ahí, y supongo que si alguna vez vuelvo a París con calma tendré que volver a revisitar este más que interesante y histórico libro.

Portada del libro Eugène Atget - Old Paris

Eugène Atget es un fotógrafo francés que murió a principios del siglo pasado (Libourne 1857 – París 1927) y cuyo trabajo tengo que reconocer que no conocía mucho. Este curioso fotógrafo francés tiene un, más que extenso, trabajo documental del París de finales del siglo XIX y principios del XX, principalmente centrado en lo que se conocía en la época como viejo París, el París que escapaba la tendencia de demoler edificios antiguos para dar cabida al modernismo.

Atget meticulosamente fue fotografiando cada una de estas calles, intentando hacer un trabajo documental de lo que era París en aquella época para preservarlo para la eternidad. Para ello empleaba una cámara de fuelle que usaba placas de 18 x 24 cm. Debido a las soluciones químicas de la época sus exposiciones rondaban los segundos, lo cual en grandes ocasiones hacía que las calles que fotografiaba apareciesen desiertas, dando un aspecto surrealista a su fotografía que fue muy apreciado por los seguidores de ese movimiento artístico.

Fotos de Eugène Atget

Este libro nace de un proyecto de exhibir el trabajo de Atget en 4 ciudades distintas: Madrid, París, Rotterdam y Sidney a principios de esta década. En el libro se nos narra la importancia de Atget para la fotografía, principalmente centrado en el aspecto documental de la misma. Obviamente la vida de Atget y sus preocupaciones de documentar el París donde vivió y veía desaparecer también es introducida. Y la complicación de exponer un trabajo tan antiguo y delicado como el de Atget también es explicada.

En las 343 páginas del libro nos podemos hacer una idea del mastodóntico trabajo de Atget. Obviamente estamos viendo una pequeña porción de las más de 10.000 fotografías que dejó el autor, centradas en mostrarnos los negocios y tiendas de aquella época en París, sus antiguas calles y interiores de algunos edificios.

Tengo que comentar que me gustó mucho la explicación al final del libro sobre como su obra fue restaurada y las implicaciones de exponerla. Las placas del trabajo de Atget están compuestas de unos productos químicos tan delicados en la actualidad que su exposición requiere unas condiciones de temperatura, humedad y niveles de luz delicados, si no se quiere que se destruyan en el proceso. Según indican en el libro, después de haberlas expuestas en estas 4 ciudades, se estima que la obra expuesta requerirá 10 años de descanso en oscuridad antes de que el público pueda volver a disfrutarla.

Tengo que agradecer a Pedro que me prestase el libro para yo poder disfrutar de él durante una breve semana.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

En este vídeo explico como crear un perfil de color empleando el Adobe DNG Profile Editor junto con el X-Rite ColorChecker Passport (también podemos usar el X-Rite ColorChecker que es algo más barato pero menos versátil). El objetivo es conseguir que la cámara saque las fotos lo más fiel posible.

Personalmente que las fotos sean fieles en color no es crítico para mí, sin embargo muchas veces me cuesta conseguir en la foto los colores que yo recuerdo de dicha escena. Con esta utilidad espero poder, en imágenes complicadas, mejorar mi revelado final de la misma.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Este breve vídeo trata de poner de ejemplo como cambia la relación entre el primer plano y el fondo según el tipo de lente que empleemos. El objetivo del vídeo no es una clase de composición, sino sencillamente dar una pequeña idea de una de las consecuencias de escoger una lente u otra. Fuera de la idea de que sencillamente valen para hacer zoom.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Está claro que la tengo cruzada para montar un vídeo para mi blog. De entrada me olvido las capturas de pantalla en Barcelona, después me doy cuenta de que no he importado una de las secuencias del vídeo. Incluso peor, dichas secuencias ni aparecen en la tarjeta que usé para grabar los vídeos (no he borrado nada), con lo cual sospecho que simplemente no grabé la secuencia en sí (y por no grabar significa que no pulsé el botón de grabado, que me acuerdo perfectamente de haber estado unos minutos hablando a la cámara, un desastre vamos…).

Aunque es un mal menor que significa esperar a volver a Barcelona para grabar dicha secuencia mientras monto el resto del vídeo. Decidí buscar herramientas de recuperar datos de tarjetas por si la había borrado accidentalmente. Como esperar realmente dos semanas a tener el vídeo no era muy traumático, miré si había alguna utilidad libre o que tuviese que pagar poco por ella. Después de leer en varios foros me topé con PhotoRec.

PhotoRec es una utilidad de software libre para intentar recuperar ficheros de tarjetas de memoria. Funciona para casi cualquier sistema operativo, pasando por OS X, Windows, Linux y otros tipos de Unix. Sin mucha fe por mi parte en este tipo de programas, lo probé con un par de mis tarjetas para ver si por casualidad aparecía el vídeo perdido, y me sorprendió empezar a ver aparecer ficheros de imágenes desde hace más de un año que fueran borrados en la tarjeta (el fichero del vídeo que buscaba no apareció por ningún lado, todo sea dicho, sigo sospechando que nunca llegué a pulsar el botón de grabar).

La principal desventaja de PhotoRec es que es una utilidad de consola. Con lo cual a mucha gente se le puede atragantar. En esta pequeña guía espero facilitar un poco los pasos a todo el mundo que la quiera emplear.

PhotoRec lo podéis bajar de esta página web. En concreto yo descargué la versión de “Mac OS X Intel” (que es la que tenéis que descargar para cualquier Mac de los últimos 9 años). Una vez descomprimimos el fichero descargado, abrimos un “terminal” en OS X (tenemos que ir a Aplicaciones -> Utilidades) (en Windows tenemos que abrir un terminal de comandos). Dado que en mi caso he descomprimido el fichero en mi carpeta de “Descargas”, tengo que navegar hasta ella en mi terminal (tener en cuenta que realmente “Descargas” se llama “Downloads” en Mac OS X, sencillamente el Finder nos traduce del inglés al castellano al vuelo cuando nos la muestra gráficamente).

Navegando hasta la carpeta de PhotoRec

Una vez en dicha carpeta, tenemos que ejecutar el comando “photorec”:

Ejecutando PhotoRec

Una vez hecho eso, se nos preguntará la clave de usuario, esto es necesario para que el programa pueda tener permisos de super usuario para poder acceder a nuestros discos.

Introduciendo password en PhotoRec

Una vez hecho esto, nos aparece una lista de discos para que seleccionemos del que queremos recuperar la información. La verdad es que la lista no es que sea para nada intuitiva, sobretodo si tenemos desconocimiento de como funciona el sistema de archivos de OS X o de otros sistemas operativos que estemos empleando. De todas formas en este caso es “relativamente” fácil, selecciono el primer disco de 32 GB, que debe corresponder a la tarjeta de 32 GB que tengo conectada al ordenador (los otros dos discos que aparecen de 500GB son el disco principal de mi portátil y un disco SSD que tengo conectado para edición de vídeos).

Seleccionando el disco con PhotoRec

Una vez seleccionado el disco seleccionamos la partición. Habitualmente para tarjetas de memoria solamente habrá una partición, así que seleccionarla directamente.

Seleccionando partición

PhotoRec no es muy inteligente reconociendo el tipo de partición. Básicamente tenemos que seleccionar “Other” aquí en el 99% de las ocasiones (ext2/3/4 es el tipo de sistema de ficheros que se emplea en sistemas operativos Linux, no conozco ninguna cámara que formatee sus discos en ese formato, dado que ni Windows ni OS X sería capaz de leerlo).

Seleccionando tipo de sistema de ficheros

Ya estamos finalizando, ahora nos pregunta que queremos escanear, solamente la parte libre de espacio de la tarjeta de memoria (“Free”), lo cual puede resultar interesante si nos acabamos de dar cuenta que hemos borrado un fichero hace poco y no hemos escrito nada, o toda la tarjeta de memoria (“Whole”). Personalmente yo he escogido “Whole” para evaluar bien toda la tarjeta, esto tendrá el problema de que llevará mucho más tiempo (en concreto para una tarjeta de 32GB en mi ordenador le llevó 40 minutos).

Seleccionando escanear solamente el espacio libre o toda la tarjeta

Ahora tenemos que seleccionar donde queremos que se graben los ficheros recuperados. Por comodidad yo selecciono la carpeta actual (donde hemos descomprimido el programa) pulsando la tecla “C”. Navegar con la consola por diferentes ficheros me parece un pelín coñazo.

Donde guardar los ficheros recuperados

Ahora se pondrá a escanear toda la tarjeta y irá mostrando estadísticas de los ficheros recuperados. No hagáis mucho caso al tipo de fichero recuperado, dado que por ejemplo está llamando “tif” a todos los RAWs.

Recuperando ficheros perdidos de nuestra tarjeta

PhotoRec irá creando carpetas con el nombre “recup_dir.1”, “recup_dir.2”… donde irá metiendo los ficheros que vaya encontrando. Si le hemos dicho todo, también meterá ahí los ficheros que sí podíamos ver directamente en la tarjeta sin necesidad de ser recuperados.

Una vez terminado, tenemos que ir pulsando varias veces “Quit” para poder salir del programa (usar las teclas de cursor para poder ir seleccionando esos “Quit” en los menús inferiores del programa). Mientras recupera podemos ir viendo lo que aparece en esos ficheros para asegurarnos de que estamos encontrando lo que buscábamos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR