Uno de los conceptos a los que se enfrenta una persona cuando llega a la fotografía es al concepto de un paso de luz. Lees un artículo, y te dicen, sobreexpuse un paso de luz, o está subexpuesta 2 pasos, o es un HDR que mezcla 3 imágenes separadas con 2 pasos de luz entre ellas, pero, ¿Qué es exactamente un paso de luz?

Básicamente, un paso de luz es una medida relativa del brillo de la luz. Imaginaos que llega una cantidad x de luz ya sea a una película fotográfica o a un sensor digital cuando tomamos una foto. Si al tomar la siguiente foto, llega una cantidad 2x de luz, quiere decir que hemos incrementado la exposición en 1 paso de luz. Si pasa lo contrario, es decir, llega la mitad de luz, ó x/2, se dice que la esta imagen ha disminuido su exposición en 1 paso de luz.

Uno de los conceptos básicos de la fotografía es que la exposición está controlada, en cámaras típicas, por 3 parámetros: apertura, tiempo de exposición y sensibilidad o ISO. ¿Qué es un paso de luz con respecto a estos parámetros? Empecemos por el tiempo de exposición, imaginaos que tenemos fijo tanto la apertura como ISO, entonces, si tenemos una exposición de, por ejemplo, 1/60 segundos para una foto en concreto, si duplicamos este tiempo de exposición: 1/60 + 1/60 = 1/30 segundos, tendremos una exposición a la que le llega un paso más de luz. Sin embargo, si reducimos a la mitad ese tiempo de exposición, es decir, hacemos una exposición de 1/120 segundos, tendremos una foto cuya cantidad de luz es una paso menor que con respecto a la foto tomada a 1/60 segundos.

Ahora fijamos tanto tiempo de exposición como ISO, simplemente vamos a modificar la apertura. La apertura nos mide lo que está abierta una lente, el tamaño del orificio a través del que pasa la luz antes de llegar al sensor o película fotográfica. Cuanto más alto es dicho número: f8, f11, f16… más pequeño es el agujero (sí, en algún momento en el futuro haré un articulo sobre este tema en concreto). En este caso, la relación no es tan directa como en el caso del tiempo de exposición, pero casi todos las/os fotógrafas/os con el paso del tiempo acaban de aprendiendo esta tabla: f1.4, f2.0, f2.8, f4.0, f5.6, f8.0, f11, f16, f22… si cerramos la lente siguiendo esa progresión, por ejemplo, pasamos de f5.6 a f8, estaremos haciendo que llegue un paso menos de luz al sensor, en caso contrario, por ejemplo, abrir más lente, pasar de f2.0 a f1.4, estaremos haciendo que llegue un paso más de luz al sensor (a la larga, esa sucesión de números los acabas memorizando).

Por último nos queda el ISO, y aquí realmente no estamos aumentando la cantidad de luz que llega al sensor, sino, que estamos haciendo que este sea más sensible. Duplicar su valor equivale a lo mismo que si llegase un paso más de luz al sensor. Por ejemplo, si pasamos de ISO100 a ISO200, sería el equivalente a que si duplicásemos el tiempo de exposición por 1 paso o si abriésemos más la lente, por ejemplo, pasando de un f16 a un f11. Si reducimos el ISO, por ejemplo, de ISO800 a ISO400, siempre, sin tocar ni apertura ni tiempo de exposición, es como si estuviésemos reduciendo la cantidad de luz que llega al sensor por la mitad.

Usualmente en las cámaras digitales modernas esto lo suelen representar a través de un indicador de exposición donde pondrán valores como -1, +1, … o tal vez +1ev, -1ev… etc.. Lo que nos está indicando de esta forma es cuanta luz de más o de menos la cámara piensa que está recibiendo el sensor para lo que ella considera que es la exposición correcta, y hay que tener un cosa bastante clara, lo que una cámara considera como exposición correcta puede distar bastante de lo que queremos o de la realidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR