pantalla

A través de mi canal de YouTube me llega la siguiente pregunta:

Hola, no cuento con mucho presupuesto y mi pregunta es: ¿Invierto en un monitor que llegue a un 100% sRGB, 100% Adobe RGB, un calibrador de monitor (como el que recomiendas en tu video) o mejor agarro mi mac con mi pantonera? Tengo duda, ya que he leído muchos artículos y la verdad que hasta el día de hoy no se exactamente que es lo que ayuda mejor con el trabajo del color, porque por ahí me dijeron que al final no importa ninguno de esos factores, que lo que importa es si la imprenta usa calibración buena (es decir que la imprenta-impresora este bien calibrada). Espero puedas ayudarme con mis dudas. Gracias.

Respuesta después de la imagen:

Svöðufoss

Svöðufoss [Sony A7 II (Amazon, eBay) con Canon 70-200 f4 IS L (Amazon, eBay). Foto sacada a ISO100, f11, 0,6 segundos de tiempo de exposición. Trípode y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2017.

Todos los factores importan. Es muy importante que el plotter que usen donde imprimas las fotos tenga un perfil de color correcto para el papel que se emplee. Pero aún así, si tú en tu foto ves un color naranja, cuando realmente en el archivo de la foto va un color rojo. En la imprenta más perfecta del mundo se va a imprimir un color rojo… lo que tenga el archivo, no lo que tu veas en tu monitor.

En cuanto al monitor. Depende lo que tengas. Si es un portátil Mac, las pantallas de portátil son bastante limitadas, así que a lo mejor te convendría mirar un monitor. De lo más económico que conozco que funciona bien (no lo he probado nunca, pero por lo que he leído) es el Benq SW2700. Si tienes uno de los últimos iMac. La verdad es que ahora montan un panel que da el 100% de sRGB y, aunque no llegan al del Adobe RGB, no se deben quedar muy lejos.

En ambas situaciones, si que te recomendaría que te recomendaría que pillaras un calibrador como el X-Rite iDisplay Port. Incluso si al final sigues solamente con una pantalla de portátil.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uno de los primero vídeo tutoriales publicado aquí explicaba la técnica que uso para enfocar la cámara manualmente con LiveView. Técnica que me ha dado grandes resultados con mi Canon 40D pero que con mi Canon 5D Mark II me dí cuenta de que requería mucho más cuidado. El sensor de mayor resolución de la 5d perdonaba menos cualquier desviación del punto de enfoque perfecto que mi vieja cámara. Por este motivo, desde hace algún tiempo estaba barajando comprar una de estas lupas para LCD, y al final he terminado adquiriendo una GGS 3x Perfect LCD Viewfinder.

GSS 3x Perfect View montando en una 5d Mark II

Uno de los puntos que me convenció por este modelo en la tienda, es que tiene un corrector de dioptrías, necesario para alguien con miopía como yo. Realmente en su momento de compra no estaba muy seguro si me iba acostumbrar a un dispositivo como este. Me parecía demasiado armatoste para ir cargando de una lado a otro con él en el campo. La verdad, es que al final me está resultando en una forma muy natural de trabajar.

GSS 3x Perfect View montando en una 5d Mark II

La lupa se acopla a la 5d usando una pequeña ventana adhesiva que se pega a la parte de atrás de la cámara. En un principio estaba algo preocupado por si le entraba humedad entre la pantalla LCD y este pequeño adaptador de plástico. Por el momento esto no ha pasado y os aseguro que en una ocasión las condiciones de humedad en el aire eran extremas.

Actualización (19/11/2012) – Bien, lo que me temía si ha pasado, este fin de semana pasado, en un día lluvioso intentando reflejar el otoño, ha empezado entrar algo de humedad entre el soporte y la pantalla, el resultado fue que después de un par de horas tenía el soporte completamente empañado por dentro, haciendo la visión de la LCD bastante incómoda. Supongo que el adhesivo poco a poco ha ido cediendo y ahora puede entrar algo de aire húmedo en él. El problema es que una vez en un ambiente seco, tarda horas en volver a la normalidad.

El funcionamiento es bastante sencillo, tiene un pequeño cordel para colgar el visor del cuello y así poder tener las manos libres mientras nos movemos por el campo. Con un pequeño click rápido lo enganchamos a la pantalla de atrás y podemos usar el zoom del LiveView para enfocar manualmente con total precisión (siempre dependiendo de la lente que usemos).

GSS 3x Perfect View montando en una 5d Mark II

Si queremos ver la pantalla sin la amplificación del visor, este permite abrirlo. Aunque tengo que confesar que con el túnel que crea, esta opción la he encontrado poco práctica.

Aunque estos dispositivos estén pensados más para la grabación de vídeo con las cámaras réflex digitales, la verdad es que para poder enfocar manualmente la lente usando la ayuda del zoom que se puede hacer en LiveView van de maravilla. Ahora a ver cuanto dura el adhesivo con el soporte ahí pegado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies