tarjeta de memoria

Está claro que la tengo cruzada para montar un vídeo para mi blog. De entrada me olvido las capturas de pantalla en Barcelona, después me doy cuenta de que no he importado una de las secuencias del vídeo. Incluso peor, dichas secuencias ni aparecen en la tarjeta que usé para grabar los vídeos (no he borrado nada), con lo cual sospecho que simplemente no grabé la secuencia en sí (y por no grabar significa que no pulsé el botón de grabado, que me acuerdo perfectamente de haber estado unos minutos hablando a la cámara, un desastre vamos…).

Aunque es un mal menor que significa esperar a volver a Barcelona para grabar dicha secuencia mientras monto el resto del vídeo. Decidí buscar herramientas de recuperar datos de tarjetas por si la había borrado accidentalmente. Como esperar realmente dos semanas a tener el vídeo no era muy traumático, miré si había alguna utilidad libre o que tuviese que pagar poco por ella. Después de leer en varios foros me topé con PhotoRec.

PhotoRec es una utilidad de software libre para intentar recuperar ficheros de tarjetas de memoria. Funciona para casi cualquier sistema operativo, pasando por OS X, Windows, Linux y otros tipos de Unix. Sin mucha fe por mi parte en este tipo de programas, lo probé con un par de mis tarjetas para ver si por casualidad aparecía el vídeo perdido, y me sorprendió empezar a ver aparecer ficheros de imágenes desde hace más de un año que fueran borrados en la tarjeta (el fichero del vídeo que buscaba no apareció por ningún lado, todo sea dicho, sigo sospechando que nunca llegué a pulsar el botón de grabar).

La principal desventaja de PhotoRec es que es una utilidad de consola. Con lo cual a mucha gente se le puede atragantar. En esta pequeña guía espero facilitar un poco los pasos a todo el mundo que la quiera emplear.

PhotoRec lo podéis bajar de esta página web. En concreto yo descargué la versión de “Mac OS X Intel” (que es la que tenéis que descargar para cualquier Mac de los últimos 9 años). Una vez descomprimimos el fichero descargado, abrimos un “terminal” en OS X (tenemos que ir a Aplicaciones -> Utilidades) (en Windows tenemos que abrir un terminal de comandos). Dado que en mi caso he descomprimido el fichero en mi carpeta de “Descargas”, tengo que navegar hasta ella en mi terminal (tener en cuenta que realmente “Descargas” se llama “Downloads” en Mac OS X, sencillamente el Finder nos traduce del inglés al castellano al vuelo cuando nos la muestra gráficamente).

Navegando hasta la carpeta de PhotoRec

Una vez en dicha carpeta, tenemos que ejecutar el comando “photorec”:

Ejecutando PhotoRec

Una vez hecho eso, se nos preguntará la clave de usuario, esto es necesario para que el programa pueda tener permisos de super usuario para poder acceder a nuestros discos.

Introduciendo password en PhotoRec

Una vez hecho esto, nos aparece una lista de discos para que seleccionemos del que queremos recuperar la información. La verdad es que la lista no es que sea para nada intuitiva, sobretodo si tenemos desconocimiento de como funciona el sistema de archivos de OS X o de otros sistemas operativos que estemos empleando. De todas formas en este caso es “relativamente” fácil, selecciono el primer disco de 32 GB, que debe corresponder a la tarjeta de 32 GB que tengo conectada al ordenador (los otros dos discos que aparecen de 500GB son el disco principal de mi portátil y un disco SSD que tengo conectado para edición de vídeos).

Seleccionando el disco con PhotoRec

Una vez seleccionado el disco seleccionamos la partición. Habitualmente para tarjetas de memoria solamente habrá una partición, así que seleccionarla directamente.

Seleccionando partición

PhotoRec no es muy inteligente reconociendo el tipo de partición. Básicamente tenemos que seleccionar “Other” aquí en el 99% de las ocasiones (ext2/3/4 es el tipo de sistema de ficheros que se emplea en sistemas operativos Linux, no conozco ninguna cámara que formatee sus discos en ese formato, dado que ni Windows ni OS X sería capaz de leerlo).

Seleccionando tipo de sistema de ficheros

Ya estamos finalizando, ahora nos pregunta que queremos escanear, solamente la parte libre de espacio de la tarjeta de memoria (“Free”), lo cual puede resultar interesante si nos acabamos de dar cuenta que hemos borrado un fichero hace poco y no hemos escrito nada, o toda la tarjeta de memoria (“Whole”). Personalmente yo he escogido “Whole” para evaluar bien toda la tarjeta, esto tendrá el problema de que llevará mucho más tiempo (en concreto para una tarjeta de 32GB en mi ordenador le llevó 40 minutos).

Seleccionando escanear solamente el espacio libre o toda la tarjeta

Ahora tenemos que seleccionar donde queremos que se graben los ficheros recuperados. Por comodidad yo selecciono la carpeta actual (donde hemos descomprimido el programa) pulsando la tecla “C”. Navegar con la consola por diferentes ficheros me parece un pelín coñazo.

Donde guardar los ficheros recuperados

Ahora se pondrá a escanear toda la tarjeta y irá mostrando estadísticas de los ficheros recuperados. No hagáis mucho caso al tipo de fichero recuperado, dado que por ejemplo está llamando “tif” a todos los RAWs.

Recuperando ficheros perdidos de nuestra tarjeta

PhotoRec irá creando carpetas con el nombre “recup_dir.1”, “recup_dir.2”… donde irá metiendo los ficheros que vaya encontrando. Si le hemos dicho todo, también meterá ahí los ficheros que sí podíamos ver directamente en la tarjeta sin necesidad de ser recuperados.

Una vez terminado, tenemos que ir pulsando varias veces “Quit” para poder salir del programa (usar las teclas de cursor para poder ir seleccionando esos “Quit” en los menús inferiores del programa). Mientras recupera podemos ir viendo lo que aparece en esos ficheros para asegurarnos de que estamos encontrando lo que buscábamos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Con la llegada de OS X 10.10.3, Apple añadió al mismo su programa Fotos que se instala automáticamente. Este programa trae consigo la molesta manía de que se abre automáticamente cada vez que conectamos una tarjeta de memoria a nuestro ordenador (o iPhone o iPad), que realmente odio, dado que no tengo el más mínimo interés de usar el programa. Por suerte no es muy difícil desactivar dicho comportamiento.

Amanece en el Ibón de Plan

Amanece en el Ibón de Plan [Canon 5D Mark II con Canon EF 17-40 F4L. Toma sacada a IS0100, f11 y 0,3 seg. Trípode
y disparador remoto utilizado]. © David García Pérez 2015.

Nada más conectar la tarjeta de memoria, OS X nos lanza esta aplicación:

Pantalla de inicio de Fotos

La reacción de más de uno seguramente es cerrarla sin más. Sin embargo si la abrimos, después de unas cuantas preguntas sobre conectarla a iCloud o no, llegamos a esta pantalla:

Pantalla de importación de Fotos

Si nos fijamos en la esquina superior izquierda:

Botón para que fotos se lance cuando conectemos la tarjeta

Tenemos que desactivar la opción “Abrir Fotos para este dispositivo”, y repetirlo para todas las cámaras que tengamos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Es curioso que una de las cosas que personalmente no le he dado mucha preocupación desde que empecé en el mundo de la fotografía es una de las preguntas que más me hace la gente. Básicamente se trata de saber cual es mi flujo de trabajo con respecto a las tarjetas de memoria, es decir, una vez las sacas de la cámara, las llevas al ordenador, descargas las imágenes, ¿Cómo las preparas después para volver a meterlas en la cámara? También es curioso que sea uno de los aspectos dónde más historias rocambolescas he escuchado.

Tarjetas de memoria/memory cards

Como ya había comentado anteriormente, una vez saco la tarjeta de memoria de la cámara para descargar las imágenes, en Lightroom, utilizo la opción de copiar las imágenes. Dejo que el proceso transcurra su curso, y antes de terminar con la tarjeta me aseguro varias veces que todo ha sido copiado correctamente (en este punto no se puede llegar a ser demasiado paranóico).

Como véis copio las imágenes, y no las muevo como también es posible con Lightroom, el motivo principal será que dejaré a la cámara la función de preparar la tarjeta para otra sesión de fotos. Una vez está la tarjeta lista, antes de meterla en la mochila de la cámara, la meto en la propia cámara y a través del menú de la misma la formateo. Y por mucho que escuchéis por ahí, este proceso no acorta la vida de la tarjeta de memoria, ni es más o menos destructivo que borrar las fotos desde el ordenador.

Para mí la ventaja de este flujo de trabajo es asegurarnos que todo está como a la cámara le gusta que esté, sin ficheros ocultos de papeleras y demás que suelen meter los sistemas operativos como OS X ó Windows.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Aquí os presento un pequeño vídeo tutorial de como importar imágenes a Adobe Lightroom desde vuestra tarjeta de memoria. Este tutorial está basado en la versión 3 de dicho programa.

Más adelante… (darme tiempo) ya pondré otro de como catalogo yo mis imágenes en Lightroom, básicamente siguiendo los consejos que dan en este vídeo tutorial de Luminous Landscape.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies