Magic Lantern

A veces uno no entiende como los fabricantes pueden ser tan negados para exprimir al máximo los productos que ellos mismo crean. Menos mal que existe gente que está dispuesta a demostrarles hasta donde puede llegar sus creaciones. Era el año 2008, y Canon decidió actualizar su cámara full-frame “económica” y lanzó al mercado la nueva Canon 5D Mark II. Era la primera cámara de Canon que grababa vídeo (cámara de fotos estamos hablando), y realmente no sabían la caja de Pandora que estaban abriendo. Sin comérselo ni bebérselo acababan de revolucionar el mercado, y no el fotográfico, sino el de vídeo. Por primera vez, los videografos tenían acceso a una cámara “barata”, digital, de 35 mm, que grababa vídeo. La gente con recursos limitados ya no tenía que gastarse decenas de miles de euros en conseguir un equipo que pudiese crear ese aspecto de película de cine, con los fondos desenfocados y centrados en los personajes. Terceros fabricantes aparecieron por todos los lados para convertir una simple cámara de fotos en un auténtico épico de producción cinematográfica.

Noche de invierno en Val d'Aran

Noche despejada de invierno en Val d’Aran.

Pero todo no era una simple maravilla, viendo lo que se le venía encima, Canon rápido empezó actualizar las características de grabación de vídeo de la cámara. Aún así seguía quedándose corta en ciertos aspectos. Uno de ellos y el más criticado era la falta de niveles de audio. Cuando grababas audio directamente con la cámara no había forma de controlar los amplificadores internos de la cámara con lo cual se podía dar el caso de que se saturasen y apareciesen estos ruidos estáticos tan molestos que vemos en muchas grabaciones no profesionales. Y lo peor de todo, es que Canon podría haber solucionado el problema con una simple actualización de software.

Tal vez esta pasividad de Canon fuese una ventaja para nosotros, alguien decidió no esperar. En el año 2009, un tal Trammel Hudson decidió empezar a estudiar le fichero binario en el que Canon distribuía las actualizaciones de firmware o software de la cámara. Haciendo ingeniería inversa se las arregló para entender las partes del software que controlaban la etapa amplificadora de la cámara, y empezando a jugar con modificaciones aquí y allá nació Magic Lantern, una serie de añadidos de software que mejoraban notablemente la forma de trabajar con la cámara.

Poco a poco lo que era un “simple” hack para conseguir una funcionalidad nueva en la cámara se convirtió en una serie de añadidos que cada día que pasa, no sé si dejan más en ridículo a los ingenieros de Canon, o demuestran como los fabricantes imposibilitan ciertas funcionalidades en cámaras más baratas que con una simple actualización de software podrían hacer lo que sus hermanas mayores son capaces de hacer (tal vez algunos fabricantes deberían tomar lecciones de Fuji.

Para la gente que graba vídeo es casi obligado instalarlo si usan una de estas cámaras de Canon (bueno, si no se ha comprado una cámara de la nueva sería EOS C especialmente diseñadas para grabar vídeo y que ya están en otro rango de precios prohibitivos para presupuestos ajustados). Pero para los que nos interesa simplemente la fotografía es un software que no podemos despreciar. Tenemos funcionalidades tan tontas como un intervalómetro (¿para que gastarse 90 euros en el oficial de Canon? ¡Un cacharro menos en la mochila…!), zebras en live view, que rápidamente te indican que zonas de la imagen están sobreexpuestas, y lo más importante, desde el punto de vista fotográfico, histograma en RAW. Eso de derechear el histograma, con técnicas complicadas y haciendo braketing por si las moscas pues, ya se ha terminado. Ahora mismo antes de hacer la foto se sabe si se va a quemar o no. Y los programadores no se han parado ahí, ahora andan jugando a extender el rango dinámico de las cámaras, algo que tengo que seguir de cerca.

Lo llevo usando desde el verano pasado. Al principio siempre me daba bastante reparo eso de modificar el firmware por defecto que viene con la cámara (no se modifica exactamente, el firmware original no se toca, simplemente se le activa la posibilidad de arrancar desde tarjeta de memoria, donde se esconderá a partir de ahora Magic Lantern). Pero ahora mismo, no sé si sabría volver a trabajar con la cámara como lo hacía antes. Ya no hay vuelta atrás para mí.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
  • Martín 4 - febrero - 2014,

    Gracias por el post, muy claro y explicativo. Un lujo contar con tu blog.

    Responder
  • davidgp 5 - febrero - 2014,

    Muchas gracias por los comentarios Martín

    Responder
  • Esteve López 8 - febrero - 2014,

    Básicamente es lo único que echo de menos en Nikon, Magic Lantern!!!!!!

    Responder
  • davidgp 9 - febrero - 2014,

    Hola Esteve,

    ¡Cuanto tiempo! Acabo de pasarme por tu blog, menuda chulada de fotos tienes de Islandia…

    Responder
  • Martín Iraburu 27 - septiembre - 2014,

    he leído atentamente el artículos sobre la nueva instalación del Magic Lantern (mi cámara es la Canon 60d), lo que me interesaba a mí es como hay que hacer para programar el ML para hacer circumpolares de 2 o 5 minutos, no sé si hay que usar también el intervalometro a modo de que se quede el obturador abierto. Era para ver si me lo podrías confirmar.
    ahora mismo estoy haciendo pruebas en casa he puesto el intervalometro al mismo tiempo que en el modo “B”, en el ML, un minuto y medio, de forma que saco una foto primero y luego va sacando exposiciones de minuto y medio.
    No se si lo tendré bien configurado. Gracias!:: **::::;;

    Responder
  • davidgp 28 - septiembre - 2014,

    Hola Martín,

    No sé que versión de Magic Lantern tienes instalada, la que tengo yo no permite usar el intervelómetro en Blub. Es una versión ya un pelín antigua del ML, de hace un año, a lo mejor tendría que instalar una versión más actual.

    Bien, lo que me permite hacer es sacar fotos de 30s, así que primero saco una foto del tiempo que haga falta para sacar bien el paisaje que haga juego con las trazas de las estrellas, y después pongo el intervalómetro par sacar fotos una después de otra cada segundo…

    Saludos,

    David

    Responder
  • Martin Iraburu 28 - septiembre - 2014,

    Que hay David, ya conseguí hacer lo que quería. El intervalómetro del ML lo he puesto a 0 segundos y el modo Bulb a 1,30 minutos, así salen las fotos sin cortes, lo malo que lo probé esta madrugada ¡¡¡y estaba nublado!!!
    Pero bueno, para otra vez ya lo tengo programado.
    He preguntado a amigos y conocidos fotógrafos, cuánto tiempo se tarda en hacer una circumpolar completa. Sólo uno me ha contestado, y me ha dicho que unas tres horas ¿podrías confirmarmelo tú?
    Un abrazo y gracias!

    Responder
    • davidgp 30 - septiembre - 2014,

      Hola Martin,

      Nunca he hecho una circumpolar completa, más que nada por realmente llevan mucho tiempo. Pero con una hora ya puedes conseguir un efecto bastante completo, no tendrás circulos enteros, pero como todas las estrellas estarán girando alreadedor de la Polar quedarán trazas largas que harán la ilusión de un circulo…

      También ten en cuenta, que si no sacas la estrela polar, no tendrás circulos concéntricos en tu imagen, pero serán estrellas que están más lejos de la polar, por lo cual se moverán más rápido (o la ilusión de movimiento será que se mueve más rápido, dado que lo que se mueve es la tierra rotando…), con lo cual hará falta menos tiempo para conseguir trazas más largas…

      No sé si te vale mucho de ayuda mi respuesta.

      Saludos,

      David

      Responder

Deja un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR